Noche electoral de decepción para el PDeCAT. El partido heredero del CDC, que presentaba su candidatura en solitario por primera vez, ha fracasado en su objetivo de conseguir representación en el Parlament de Catalunya en las elecciones del 14-F. Con cerca del 100% de los votos escrutados, solo ha conseguido el 2,72% (76.836 votos), de manera que no ha podido superar la barrera del 3%.

La cabeza de lista, Àngels Chacón, ha declarado que, aunque no pueden estar contentos con el resultado, desde la formación celebran que el movimiento independentista haya ganado, pero lamentan que este "no esté condicionada por una fuerza de centro". "Sabíamos que era un reto difícil, hemos decidido presentarnos con voz propia, pero no hemos tenido tiempo", ha añadido. Sin embargo, no ha puesto en duda la continuidad del partido, "es un partido que existe y seguirá existiendo", ha explicado.

Por su parte, el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, ha explicado que mañana se celebrará una reunión donde la dirección ejecutiva nacional tomará "las decisiones que hagan falta", pero que siguen siendo "un partido con proyecto", ha aclarado.

presidente del PDeCat, David Bonvehí ángeles chacón resultado elecciones catalunya /EFE

Rueda de prensa del PDeCAT después de conocer el resultado de las elecciones / EFE

Lleida, la demarcación más favorable para el PDeCAT

A diferencia de lo que se había pronosticado a los sondeos previos, la demarcación donde ha estado más cerca de obtener representación ha sido Lleida, donde el alcalde de Mollerussa y cabeza de lista, Marc Solsona, ha obtenido un 4,6% de los votos, siendo sexta fuerza, por delante de PP, Comuns o Cs, con 7.345 votos. Han conseguido la victoria en las localidades de La Baronia de Rialb, Vilaller, Ivars de Noguera, Preixens, Aitona, Gimenells i el Pla de la Font.

En Girona, en cambio, el partido ha conseguido un 3,19% de los votos (un total de 8.755). En este caso, solo ha superado el PP (con un 1,99%).

En Tarragona, ha obtenido un 2,78% de los votos escrutados (7.687), y han sido superados por todos los partidos que han conseguido representación en el parlamento. La única localidad donde han ganado ha sido Forès.

Finalmente, el peor resultado ha sido en la demarcación de Barcelona, han obtenido un 2,51% de los votos escrutados (53.049).

El PDeCAT quería sustituir a la CUP

El PDeCAT esperaba erigirse como "clave de la gobernabilidad" en sustitución de la CUP para evitar que la izquierda anticapitalista volviera a condicionar la política a Catalunya, como hizo cuando impidió que Mas fuera investido presidente.

Con el recuento final de los resultados, el escenario esperado por el partido, donde Junts, ERC y PDeCAT sumaban mayoría dejando fuera de la CUP ha quedado totalmente descartado, como también lo hace el posible gobierno donde los de Chacón y Sabater se ponían de acuerdo.

Las primeras elecciones en solitario

Estas elecciones han sido las primeras para el PDeCAT, que fue fundado como tal en el 2016 desde la antigua CDC. En las elecciones del 2017, el partido se presentó bajo la marca de JxCat, que obtuvo 948.233 votos, un 21,66% del total. La lista encabezada entonces por Carles Puigdemont consiguió a 34 diputados: 17 en Barcelona, 7 en Girona, 6 en Lleida y 4 en Tarragona.

En los anteriores comicios, en el 2015, el PDeCAT se integró con ERC y CDC en la coalición JxSí, que ganó las elecciones con 1.628.714 votos, un 39,59% del total. Este resultado les permitió entrar en el Parlament con 62 escaños.

Los últimos resultados electorales de CiU al Parlament de Catalunya fueron el año 2012. La lista encabezada por Artur Mas consiguió 1.116.259 votos, un 30,71% del total. Este resultado le permitió tener 50 escaños al Parlamento de Catalunya y gobernó en minoría.

Previamente, CiU había ganado las elecciones del 2003 y del 2006, consiguiendo 46 y 48 diputados, respectivamente. El PSC, ERC e ICV, sin embargo, consiguieron comandar una mayoría absoluta alternativa y, en los dos mandatos, dejaron Artur Mas a la oposición. CiU quedaba fuera del Govern por primera vez desde la recuperación de la democracia.

De la mano de Jordi Pujol, Convergència y Unió había conseguido resultados de entre 1,3 y 1,2 millones de votos, con mayorías absolutas especialmente holgadas en 1984, en 1988 y en 1992. El mejor resultado de Pujol, en escaños, fue en 1984, en las segundas elecciones democráticas, cuando consiguió 72 escaños en el Parlamento de Catalunya.

 

Imagen principal, rueda de prensa del PDeCAT después de conocer los resultados / EFE

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat