A pesar de desaparecer del Parlament a raíz de los resultados del 14-F, el PDeCat sigue luchando por sobrevivir. Ahora, aprovechando la ronda de contactos que el president de la Generalitat, Pere Aragonès, ha convocado con todos los grupos parlamentarios, el PDeCat ha aprovechado para reivindicar sus 70.000 votos independentistas.

"Pedimos interlocución con el president de la Generalitat porque creemos que representamos un espacio huérfano no sólo en lo que es el eje izquierda-derecha sino en también en la cuestión nacional, en la que hemos visto últimamente que los mismos partidos que están en el Govern hoy tienen una postura y mañana otra", ha subrayado la secretaría general del PDeCat, Àngels Chacón, después de la primera reunión de la nueva Dirección Ejecutiva Nacional escogida este sábado.

En este sentido, la secretaría general ha pedido "que nadie hable del 52% de los votos independentistas si no somos nosotros" y por lo tanto "si hay una mesa de partidos seremos, porque representamos parte del país". Y ha alertado: "Que nadie se apropie del 52%". Sobre la estrategia del partido a corto plazo, Chacón ha adelantado que el PDeCAT iniciará acto seguido una ronda de conversaciones con agentes sociales y económicos de todo el país para compartir visiones de las principales problemáticas del país.

La secretaría general del PDeCAT ha recordado que su formación "no está por la unilateralidad" añadiendo que "queremos un país libre pero no a cualquier precio ni tampoco queremos cualquier país". Por eso es relevante "conversar con el president Aragonès y mantener un intercambio impresiones sobre estrategia de país". Chacón ha expuesto que "el PDeCAT es ambicioso y realista" y que por lo tanto "hay que gestionar el mientras tanto".

El diálogo independentista

Más allá de la ronda de contactos, Aragonès tiene la posibilidad de convocar dos mesas en Catalunya: una entre partidos y entidades independentistas, en la cual el PDeCat querría estar y la CUP no ha valorado si participaría o no, ya que en la negociación con el Estado ya se han autodescartado. La otra es la de partidos catalanes, que desde hace semanas piden al PSC y En Comú Podem.

Además, el independentismo tiene pendiente crear el espacio para coordinar la estrategia del procés, contemplado en el acuerdo entre ERC y Junts y también en el de republicanos y anticapitalistas. Por ahora, sin embargo, este órgano está en un estado embrionario y no está claro si se alojará en el Consell per la República o en otro espacio.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat