Master-class de desobediencia civil a la Casa del Llibre de Rambla Catalunya en motivo de la presentación del libro 'Manual de Desobediencia Civil' (Ediciones Saldonar) escrito por los activistas y expertos en movimientos no violentos Mark y Paul Engler. En presencia del último autor, acompañado por la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, así como también por la activista Liz Castro, centenares de personas han asistido a una auténtica clase sobre desobediencia civil y acción no violenta aplicable al caso catalán.

En ella, Engler se ha mostrado sorprendido por "el nivel de represión" ejercida por el estado español contra el independentismo catalán, con la existencia de presos y "atacando" derechos fundamentales como la libertad de expresión. En este sentido, el autor del libro, que ha estudiado movimientos de todo el mundo, ha calificado "chocante" que se trate el activismo igual que lo haría una "dictadura". "Tendría que ser un choque para cualquier demócrata", ha defendido.

Engler, que ha agradecido la gran cantidad de gente que ha asistido a la presentación, ha defendido que no se tiene que tener miedo a la polarización de la sociedad ni a las acciones disruptivas, aunque sí que ha querido dejar claro que la "no-violencia es el doble de efectiva que la violencia" y que todas las encuestas muestran que si eres capaz de sostener en el tiempo la protesta pacífica, el régimen cae.

Marcel Mauri elidensa Paluzie presentacio libro no violencia - Mireia Comas

Por este motivo, ha recordado que para conseguir la empatía de la gente lo mejor es mostrarse no violento y sufriendo ante un Estado que ejerce la fuerza y ha animado al independentismo a seguir en su lucha pacífica. Además, ha recordado que para llegar al momento disruptivo que consigue cambiar las cosas, lo más útil es hacer uso de la "protesta y la creatividad", pero también del "sacrificio", para poner la "problemática al centro".

Paluzie pide desobesionarse con la respuesta internacional

Durante la presentación, que ha tenido momentos en que se ha puesto a prueba la capacidad y la interacción del público para enseñarles qué es la desobediencia civil, Paluzie también ha aprovechado para defender que hace falta dejar de lado la "obsesión" con el reconocimiento internacional y recordar que "nadie vendrá a resolver el problema".

En este sentido, ha puesto el acento en las pequeñas acciones de la sociedad catalana, más allá de la protesta, y ha sacado pecho de campañas de no cooperación o la implicación de la ANC en elecciones como las de las cámaras de comercio o en sindicatos y colegios profesionales.

EL NACIONAL presentación libre 'Manual de desobediencia civil' Barcelona - mireia Comas

Dura crítica de Mauri a los partidos

Finalmente, Mauri, que se ha incorporado más tarde al acto porque tenía otro debate, ha hecho un llamamiento a al ciudadanía a tomar conciencia del poder que tiene como sociedad a través de herramientas como la desobediencia civil y ha puesto en valor la "madurez" de los catalanes al no convertir el conflicto catalán en un problema de convivencia.

A preguntas del público sobre la falta de unidad del independentismo, el vicepresidente de Òmnium se ha mostrado decepcionado por este hecho y ha lamentado que no haya habido una respuesta unitaria a la sentencia desde el ámbito institucional. "La respuesta a la sentencia a nivel institucional no se puede calificar porque directamente no ha existido", ha lanzado, pidiendo a los partidos un "análisis profundo".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat