El Parlamento de Andalucía ha aprobado este jueves una proposición no de ley de Ciudadanos reclamando al Gobierno "el rechazo a la concesión de indultos a los políticos y cargos del llamado procés". Este es el segundo rechazo de una autonomía española, después del que aprobó ayer el Parlamento de Castilla y León.

La iniciativa andaluza ha salido adelante con los votos favorables del PP, Cs y Vox, mientras que ha recibido los votos contrarios del PSOE y de Adelante Andalucía.

El Parlamento andaluz carga así contra la convocatoria del referéndum del 1-O y afirma que "ha atentado contra la Constitución Española y el Estado de Derecho que configura, la ley, la unidad territorial de España", a la que se suman otras lesiones jurídicas "contra bienes jurídicos como la convivencia social, las libertades individuales y los derechos constitucionales".

En la exposición de motivos de la iniciativa, el legislativo argumenta que "en un primer momento, la reacción a esta sentencia condenatoria por parte de Gobierno de la Nación fue la esperable en un Estado de Derecho", de manera que destaca que "el presidente del gobierno en funciones, en aquel tiempo, [Pedro Sánchez] pidió respeto" por la resolución judicial. El Parlamento andaluz también ha alabado el trabajo supuestamente "independiente del Tribunal Supremo y su autonomía, transparencia, garantías y profesionalidad". También ha reclamado "el cumplimiento íntegro del contenido" de la sentencia y ha expresado su reconocimiento a la manera de actuar del Poder Judicial, además de asegurar que "no hay lugar en absoluto para hablar de indultos".

Cs argumenta en la exposición de motivos que vivió los hechos del 2017 en Catalunya en primera persona, y asistió "a un verdadero intento de golpe de Estado" (sic), de manera que alega, que, con estos antecedentes el uso del indulto "supone una manipulación de la Justicia, que queda denigrada ante esta manipulación de los jueces y sus resoluciones".

Durante el debate, el portavoz adjunto de Cs, Fran Carrillo, ha sostenido que "el sanchismo es el nuevo despotismo iletrado", mientras que ha afirmado que "el indulto a los golpistas es un indulto golpista" (sic). Ha añadido que "Junqueras no es un golpista arrepentido ni Otegi un hombre de paz".

Carrillo ha pedido a la corriente del PSOE de Susana Díaz que votara a favor de la propuesta, con el argumento de que de esta manera "ganarían las primarias" ante el candidato de Pedro Sánchez. "Hacedme caso", ha apostillado.

Pero la diputada del PSOE-A Araceli Maese ha manifestado que las iniciativas de PP y Cs en contra de los indultos son un "claro ejemplo de la utilización política" de un asunto de Estado, para los intereses de los dos partidos. Ha preguntado si estas dos formaciones son las que ahora se dedican a repartir "los carnets de constitucionalistas" en España, cuando "la derecha fue la que votó no a la Constitución".

"Utilizan el Parlamento para sus intereses y pretenden incendiar los ánimos de la sociedad, pero (Juanma) Moreno no irá a la plaza Colón, o es por cobardía o porque en el fondo saben que el camino del gobierno es el correcto", ha dicho Maese, que ha pedido a PP y Cs que sean "constructivos y colaboren con el gobierno para pasar página de esta triste historia que a todos nos asustó hace cuatro años y que no queremos volver a repetir", en referencia al referéndum sobre la independencia de Catalunya.

La portavoz de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, ha reprochado a Cs y el PP que hayan presentado dos iniciativas por separado, mientras que ha considerado que "la derecha española cambia de escrúpulos y principios cuando se trata de mantenerse en el poder". Ha recordado que el presidente José María Aznar se llegó a referir a ETA como "Movimiento de Liberación Nacional" a raíz de unas conversaciones.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat