El líder del PP, Pablo Casado, empieza a desgranar sus propuestas de cara a las elecciones del 28 de abril. A la ya conocida y reiterada promesa de aplicar el artículo 155 con carácter permanente ahora le suma una nueva que busca recortar las competencias del Govern. El presidente popular propone la dependencia jerárquica de las policías autonómicas con respecto a la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, dicho de otra manera: que los dos cuerpos estatales puedan dar órdenes a los Mossos d'Esquadra.

Según Casado, este cambio de las reglas del juego en materia de seguridad se podría hacer a través de la Ley de Seguridad Ciudadana o la Ley de Seguridad Nacional.

Pablo Casado también apuesta por el reforzamiento de las delegaciones del Gobierno para que puedan asumir competencias autonómicas cuando los gobiernos autonómicos no cumplan sus funciones.

Se trataría de un nuevo modelo que, según el líder del PP, incluiría mecanismos "de inspección o jerarquía" sobre la actividad de las autonomías en materia de seguridad, pero también de sanidad o educación.

Casado ha prometido también una nueva ley de lenguas para que el castellano sea lengua vehicular en la enseñanza y la administración, para que no se pueda multar ni tampoco poner carteles si no están como mínimo en castellano y que las oposiciones limiten las lenguas cooficiales como máximo en un mérito, pero no un requisito.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat