Junts pel Sí, Catalunya Sí Que es Pot (CSQP) y la CUP han pedido de manera conjunta la dimisión del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, así como también de la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, y todos los miembros del Ejecutivo español que tenían conocimiento sobre la existencia de la Operación Catalunya, la supuesta trama que el Estado llevó a cabo para frenar enemigos políticos.

Después de más de tres meses, la Comisión de Investigación sobre la Operación Catalunya ha acabado este martes sus trabajos con la aprobación por unanimidad de las conclusiones de Junts pel Sí, CSQP y la CUP. En estas se reconoce la existencia de la Operación Catalunya y se responsabiliza directamente al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz que "actuó con el conocimiento y aprobación del presidente del Gobierno español y la connivencia de otros miembros del Gobierno como la vicepresidenta o el jefe de Gabinete de presidencia, Jorge Moragas".

Por este motivo, la comisión ha pedido la asunción de responsabilidades políticas y la dimisión de todos los miembros del Gobierno español que tenían conocimiento sobre la Operación Catalunya. "Es indigno que Jorge Fernández Díaz siga ejerciendo de diputado al Congreso", ha criticado al diputado de Junts pel Sí Lluís Guinó, que también ha destacado el papel de la expresidenta del PP catalán Alícia Sánchez-Camacho en la operación.

Las conclusiones, a Fiscalía

Además de las responsabilidades políticas, los grupos también han acordado llevar las conclusiones de la comisión a la Fiscalía. "La Operación Catalunya ha sido una acción delictiva que merece el trato de la Fiscalía y estudiaremos a fondo la interposición de querellas", ha manifestado Guinó. CSQP y la CUP también han coincidido en la necesidad de llevar las conclusiones a instancias judiciales ya que consideran que se trata de una "clara vulneración de los principios del Estado de derecho", en palabras de la diputada anticapitalista Mireia Boya.

Paralelamente, el Parlament también se querellará contra todas las personas que, a pesar de haber sido citadas a declarar, no han comparecido ante la Cámara catalana. "Defendemos la toma de acciones jurídico-penales de todos aquellos que no han atendido el requerimiento de venir a comparecer", ha destacado Guinó. Los diputados consideran que se trata de un "desprecio" al Parlament, tal como lo ha destacado la presidenta de la comisión, Alba Vergés, y han recordado que este hecho se encuentra regulado por el Código Penal.

Debate en el Parlament

En cualquier caso, las conclusiones sobre la Comisión de la Operación Catalunya se someterán a votación la semana que viene en el pleno del 6 y 7 de septiembre. "En el próximo pleno, los grupos que se quieren tapar las orejas, nos tendrán que ver y escuchar", ha celebrado el diputado de CSQP Albano-Dante Fachin en referencia a la ausencia de Ciudadanos, PSC y el PP catalán durante las sesiones de trabajo de la comisión.

Fachin también ha querido hacer una aclaración sobre las conclusiones. "No podemos utilizar la evidencia clara de esta guerra sucia como disculpa de una corrupción que en Catalunya también ha tenido lugar", ha añadido en referencia a la implicación de Convergència en el caso 3% y el caso Palau. ​Como ejemplo, Fachin se ha fijado en el exalcalde de Barcelona Xavier Trias, a quién ha considerado responsable de un "sistema sanitario fallido, un nido de corrupción y opacidad" pero ha reconocido que fue víctima de la Operación Catalunya. "Con toda claridad diremos que es intolerable el ataque que ha sufrido por parte de las cloacas del Estado", ha concluido.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat