Lleida es el paradigma del gobierno que Esquerra Republicana aspira a liderar. Los republicanos apartaron al PSC de su histórica alcaldía gracias a una alianza con Junts y comunes que dos años después todavía dura. No en vano, ERC ha escogido la Paeria para subir un grado más su ofensiva contra los socialistas y dirigirse explícitamente a su electorado para advertirles del riesgo de que si votan por Salvador Illa este acabe pactando con VOX para "asaltar la presidencia de la Generalitat".

"Ante esta amenaza, que también lo es contra el sistema educativo y nuestra cultura," Oriol Junqueras ha llamado a la "movilización" de todos aquellos que "comparten valores de izquierdas" para concentrar los votos "en el principal partido que puede parar al fascismo, que es ERC." Porque, ha dicho, "hay que defender la catalanidad" de las garras de la ultraderecha. El líder de ERC ha dado por descontado que el PSC "está dispuesto a aceptar los votos de VOX para conseguir lo que las urnas no les dan".

Como Cenicienta, Junqueras ha estado nuevamente condicionado por el reloj. A las ocho y media tenía que estar entrando por la puerta del centro penitenciario de Lledoners. La semilibertad del tercer grado es efímera.

Blanquejar VOX

En la misma línea se ha expresado el candidato a la presidencia, Pere Aragonès, que ha puesto de manifiesto que "Pedro Sánchez empezó a allanar el camino" esta semana en el Congreso, después de que los de Abascal hayan dado apoyo al decreto sobre los fondos europeos de Moncloa. Un gesto que el PSOE ha agradecido calificándolo de sentido de Estado. Para Aragonès, la prueba de que pretenden "blanquear" el fascismo, como hicieron con "el racista de Valls" en el Ayuntamiento de Barcelona, para impedir que Maragall se hiciera con la alcaldía.

Por todo ello, el actual vicepresident de la Generalitat ha insistido en que hay que parar "la espiral de reproches entre independentistas que hace que los que quieren a una Generalitat sometida sonrían". "Independentistas, no nos confundamos de adversario".

Último día para votar por correo

El mitin de este jueves en Lleida ha tenido una pátina de cierre de campaña. Y es que este viernes acaba el plazo por votar por correo. Y ante la seguridad de que el miedo al contagio amenaza la participación, Aragonès ha pedido a los ciudadanos que no apuren y voten "ya" por ERC.

Precisamente el conseller encargado de la organización de las elecciones, Bernat Solé, ha tomado la palabra instantes antes para garantizar que "los colegios y mesas serán seguras":

En la imagen pricnipal, Junqueras y Aargonès comparten escenario al mitin de Lleida. / Marc Puig

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat