El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha asegurado que la decisión del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena de retirar las euroórdenes dictadas contra Carles Puigdemont, Toni Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret, Clara Ponsatí y Marta Rovira supone un "nuevo ridículo internacional de la justicia española".

Marcel Mauri ha asegurado en un mensaje en Twitter que se trata de una "nueva demostración de que estamos ante una causa política". El vicepresidente de Òmnium ha reclamado también "la libertad de los presos políticos y el retorno de los exiliados".

Mauri también ha tildado de "vergüenza" que la fiscalía se haya opuesto a la liberación provisional de los presos y las presas políticos. "¿Estos son los gestos políticos del gobierno español del PSOE?", se pregunta Mauri. A su parecer, la retirada de la euroorden y la decisión de la fiscalía de querer mantener la prisión preventiva "demuestra que sólo buscan venganza en una causa que es política".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat