El que fue secretario de Estado de Seguridad en el ministerio del Interior de Jorge Fernández Díaz, Francisco Martínez, se ha acogido este viernes a su derecho a no declarar ante el juez y la Fiscalía Anticorrupción, que le habían convocado en calidad de investigado por su presunta participación en la llamada operación Kitchen, por la que se habría espiado al extesorero del PP Luis Bárcenas para sustraerle documentación sensible del partido.

Martínez, convocado a las 10.30 horas, ha acudido poco antes a la Audiencia Nacional acompañado de su abogado, y minutos después abandonaba las instalaciones tras declinar la posibilidad de prestar declaración por estar las actuaciones bajo secreto, según informan fuentes jurídicas.

La Operación Kitchen se investiga en la séptima pieza separada y secreta de la macrocausa que se sigue por las actividades ilícitas del comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo. Se centra en la existencia de un operativo presuntamente parapolicial desarrollado en 2013 y costeado con fondos reservados del que, según distintos investigados que ya han prestado declaración ante el juez, Martínez tenía conocimiento.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat