La consellera de Presidència, Neus Munté, ha denunciado una vez más que el del 9-N es "un juicio político desde el primer minuto" que se conduce con "movimientos tácticos que siempre benefician a los mismos" y ha declarado "vergüenza" por las conversaciones que se han conocido del ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández, que demuestran la guerra sucia del Estado.

"Todos los demócratas se deberían de ruborizar por las filtraciones donde se constata que se ha querido ensuciar la honorabilidad de personas sólo por haber defendido una causa tan noble como es el soberanismo y el independentismo", ha lamentado.

La portavoz del Govern ha querido dejar clara la indignación del Ejecutivo después de que esta mañana el juez ha declarado cerrada la causa del 9-N y ha enviado al expresident Artur Mas, junto con Irene Rigau y Joana Ortega, al banquillo de los acusados. Esta noticia se ha sabido poco después de que se filtrara la última serie de grabaciones sobre guerra sucia del Estado que protagoniza el ministro Jorge Fernández y cuando la diputación permanente del Congreso ha decidido no convocar al titular de Interior a dar explicaciones por estas conversaciones.

Munté ha expresado apoyo y solidaridad a Mas, Rigau y Ortega y ha declarado el orgullo por haber puesto las urnas y que la convocatoria fuera un "éxito".

Anomalía

La consellera ha recordado que mañana el Parlament acabará con la "anomalía" que Daniel de Alfonso, el interlocutor que aparece con Fernández Díaz en las conversaciones, continúe al frente de la Oficina Antifraude.

Ha asegurado que el Govern considera necesario que exista un órgano de estas características pero "habrá que afinar mucho" para encontrar el perfil que tendrá que situarse al frente. De hecho, después de recordar que este cargo ya "estuvo vacante un tiempo", ha reclamado ir "paso a paso".

Tóxico para la democracia

Por lo que hace la decisión de la Mesa de la Diputación Permanente del Congreso, ha asegurado que, aparte del voto del PP, "cuesta entender" la negativa de PSOE y Ciudadanos a convocar a Fernández Díaz. "Es muy grave, lesivo y tóxico para la democracia", ha advertido. 

La consellera de Presidència ha recordado que el Govern ha exigido la dimisión de Fernández Díaz y ha advertido que no entenderían que continuara ni en este ni en ningún otro ministerio.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat