Conxita Julià i Farrés, la niña del pañuelo que aparece en la escultura en honor del presidente Companys en Barcelona, ha muerto esta semana.

Companys llegó a entregarle su pañuelo cuando fue puesto en libertad por una amnistía después del encarcelamiento por haber proclamado el Estado catalán dentro de la federación española.

Cuando tenía 13 años, Conxita Julià escribió poemas al president cuando estaba en la cárcel, y Companys en señal de agradecimiento le regaló después su pañuelo durante un acto público en el actual passeig LLuís Companys. En este lugar está ubicado el monumento.

El pañuelo está hoy depositado en el Museu d'Història de Catalunya.

La Revista de Catalunya ha recordado los hechos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat