Nace el hashtag #Microespañolismos para denunciar discriminación lingüística por hablar catalán. La red se ha llenado de tuits con esta etiqueta, con la que los usuarios relatan experiencias donde se han sentido apartados, discriminados, insultados o reprimidos por hablar catalán. También han aparecido denuncias de personas que les han increpado por hablar euskera o gallego.

Twitter hierve con esta etiqueta, que se puede encontrar como #Microespañolismos o bien la versión en catalán, #Microespanyolismes. La idea se inspira en el micromachismo, que es el machismo normalizado socialmente. Lo mismo pasa con la lengua. Estos tuits quieren demostrar que muchas personas que no son castellanohablantes aceptan menosprecios lingüísticos de forma inconsciente.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat