Los policías enmascarados que estaban concentrados desde primera hora de este martes en las inmediaciones del Congreso han roto el cordón de seguridad establecido por su manifestación en contra del rechazo del Gobierno a debatir la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por la equiparación salarial de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Alrededor de las diez de la mañana, los ánimos en la manifestación han subido de tono hasta que los concentrados, agentes del CNP y la Guardia Civil, han decidido derribar el cordón policial para tratar de acceder a la sede de la Cámara Baja, que está custodiada por una decena de furgones policiales.

Los gritos de "equiparación" han sido constantes durante la concentración, en la que se han podido ver pancartas contra el PSOE, al que acusan de "traidor". También algunos asistentes portaban bengalas de humo y lanzaban petardos.

Los manifestantes, muchos con banderas españolas, han recibido la visita del secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, y la de la portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, quienes han trasladado su apoyo a su petición de aumento de sueldo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat