tardamargallo

"Las Comunidades Autónomas pueden hacer acción exterior, siempre que ésta vaya encaminada al desarrollo de sus competencias estatutarias". Esta es la respuesta que el ministro en funciones José Manuel García Margallo ha ofrecido a la iniciativa del Tribunal Constitucional de suspender la Consejería de Exteriores catalana. El ministro ha asegurado que la voluntad política de la consejería sólo puede existir cuando ésta provenga de las directrices que emanan del Estado Español.

Margallo ha insistido en que "las empresas catalanas están más que amparadas", en tanto que "son muchas y Catalunya es una gran exportadora". Para el ministro, los derechos "siempre se ejercen dentro de la ley", por lo que si los catalanes "quieren derecho de autodeterminación, que recurran a la modificación de la Constitución". Asimismo, ha apelado a la dificultad de salir de la UE para Gran Bretaña, para justificar las complicaciones que supondría para "un territorio que ni siquiera tiene categoría estatal".

El ministro se ha indignado con las declaraciones del presidente Carles Puigdemont, explicando que "intentar convertir una decisión como la del TC en una cuestión política me parece aberrante". Finalmente, ha afirmado que "la Generalitat actuará como quiera, pero debe tener la seguridad de que el Gobierno hará lo que es su obligación, cumplir y hacer cumplir la Constitución, las leyes y las sentencias del Tribunal Constitucional", ha dicho.

El TC, "corrompido"

El candidato de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha dicho al ministro que "no lograría acallar la democracia" en Catalunya suspendiendo la consejería de Exteriores, que "la República no vagará por el espacio sideral", y que el Tribunal Constitucional está "absolutamente corrompido". Ante la risa de Margallo, el líder de ERC ha respondido: "ría, que pronto se le congelará la sonrisa". El intercambio de opiniones ha sido continuo, y ambos políticos han hecho referencias históricas para defender sus puntos en la comisión.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat