Centenares de miles personas –750.000 según la organización y 525.000 según la Guardia Urbana– se han concentrado en el Paseo de Gracia a las cinco de la tarde para protestar contra la sentencia del juicio en el procés. Se trata del acto central de la huelga general de este viernes convocada por la Intersindical-CSC y YAK, que cuenta con un éxito de convocatoria que supera el seguimiento de la del 3 de octubre del 2017, según el sindicato.

Los participantes han ocupado principalmente el paseo de Gracia, entre los Jardinets de Salvador Espriu y la Gran Vía, donde se ha instalado el escenario en que se ha hecho el acto principal. La cabecera de la manifestación ha llevado el lema 'Por los derechos y las libertades, huelga general'.

Confluencia con las Marxes per la Llibertat

En la manifestación hay confluido los millares de manifestantes que han llegado este viernes a Barcelona procedentes de todo Catalunya con las Marxes per la Llibertat, que salieron hace tres días desde Girona, Vic, Berga, Tàrrega y Tarragona, y una última que ha salido hoy desde Castelldefels.

Además, se han sumado otros manifestantes directamente a la capital catalana y también los universitarios, el sector que más ha seguido la huelga, con un 90% de seguimiento. De hecho, los estudiantes ya llevan tres días de huelga a la espalda, que acaba hoy con la concentración en el centro de Barcelona. Hecho que ha acabado provocando una manifestación muy multitudinaria con medio millón de participantes

La cabecera de la movilización, situada en Passeig de Gràcia con Diputación, ha empezado a caminar poco despuyés de las cinco de la tarde, liderando una riada multitudinaria que llegaba hasta más arriba de los Jardinets de Gracia. Los gritos de "Independencia" y "Libertad" han inundado la capital catalana y hacían casi imposible oír el ruido de los helicópteros policiales, que volean por encima del centro de la ciudad.

"El pueblo unido, nunca más será oprimido"

Con respecto a los parlamentos, la primera al hacerlo ha sido la actriz Sílvia Bel, que ha aplaudido la convocatoria y las entidades organizadoras. Seguidamente, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie ha aplaudido a los manifestantes que han participado en las Marxes per la Llibertat y ha pedido a los políticos que se preparen "para defender y sostener cuando llegue el momento la declaración de independencia, porque la gente estará allí".

El líder de Òmnium, Marcel Mauri, ha denunciado la situación de los presos políticos y ha reivindicado la desobediencia y resistencia noviolenta. "Hoy hemos parado el país y no nos detendremos hasta conseguir nuestro objetivo", ha defendido, después de reivindicar  que "los presos políticos no son la visualización de ninguna derrota, sino un paso más hacia la victoria". Los gritos de "el pueblo unido, nunca más será oprimido" han dado paso en los aplausos y los parlamentos de los sindicatos.

El líder de la Intersindical-CSC, Carles Sastre, ha reiterado el que ya afirmavan esta mañana: "la huelga de este viernes ha registrado un resultado excelente de seguimiento, superior al del 3-O del 2017, con el puerto saturado, alto seguimiento del sector de la educación, vuelos cancelados... Catalunya ha cerrado por dignidad".

Desde los sindicatos convocantes, han reclamado una República libre y con derechos por los trabajadores y trabajadoras de Catalunya, alabando a los 40.000 maestros de la publica y los 10.000 de la concertada que se han sumado a la huelga, y también la persistencia del alumnado, que ha hecho las huelgas mayores los últimos años.

La manifestación, que se ha desarrollado en un ambiente tranquilo y festivo, ha quedado desconvocada una hora y media después de su inicio, hacia las seis y media.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat