Decenas de aficionados han lanzado pelotas inflables amarillas al césped del Camp Nou en el minuto 10 de la segunda parte del partido Barça-Madrid de Liga.

Eso ha obligado a detener durante un minuto aproximadamente el juego, mientras los vigilantes de seguridad corrían detrás de las pelotas para retirarlas del césped. Mientras tanto, se han escuchado gritos a favor de la independencia y la libertad de los políticos presos.

Esta acción se enmarca dentro de la llamada que había hecho Tsunami Democràtic para visibilizar la petición de diálogo de Catalunya a España. La imagen, sin embargo, no se ha emitido por televisión, ya que la realización del partido ha decidido pinchar un plan aéreo mientras duraba la acción.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat