La Guardia Urbana de Barcelona ha rebajado a 600.000 los manifestantes de la Diada, según los datos que ha facilitado esta tarde.

La marcha ha llenado todo el recorrido previsto, desde la plaza Espanya y calles adyacentes, hasta el paseo de Gràcia.

El año pasado la Guàrdia Urbana cifró en un millón los asistentes.

Esta és la primera Diada después de la reelección de la alcaldesa Ada Colau con el apoyo de Manuel Valls. El teniente de alcalde de Seguridad es el exdirigente socialista Albert Batlle, que dimitió como director general de la Policia por el procés soberanista.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat