El acuerdo de este lunes entre el Govern y Endesa para perdonar la deuda a miles de familias en situación de vulnerabilidad ha cumplido con algunas de las reivindicaciones de los movimientos sociales. Una buena noticia que, desde la CUP, han celebrado. "Esta victoria parcial es mérito de las entidades en contra de la pobreza energética y el movimiento vecinal, que llevan años haciendo frente a la situación y luchando para que la deuda no recaiga sobre las personas en situación de vulnerabilidad", han reivindicado en un comunicado.

Los cupaires han criticado, sin embargo, que "se ha tardado mucho en hacer uso de la ley 24/2015 dejando a miles de familias a la intemperie durante todo este tiempo". Por otra parte, tampoco son partidarios de que la Generalitat y otros entes supramunicipales se hagan cargo de una parte de los 38,7 millones de euros de deuda, junto con la empresa eléctrica. "Endesa tiene cerca de 1.000 millones de euros de beneficios netos anuales, y por lo tanto, la candidatura considera que es la empresa quien tendría que asumir el 100% de la deuda acumulada y no las administraciones públicas", reclaman.

La importancia de impulsar una empresa energética pública catalana

"Todo evidencia la importancia de impulsar una empresa energética pública catalana, tal como incorpora el acuerdo entre la CUP y ERC", valoran desde la formación anticapitalista. Los cupaires reclaman que un bien esencial como la luz "sea de titularidad y gestión pública" de manera que se pueda garantizar el acceso universal en todos los hogares de Catalunya.

Por eso, consideran que el acuerdo que se ha firmado hoy entre la Generalitat, las administraciones locales y Endesa es una victoria pequeña para una gran lucha: acabar con la pobreza energética en el país. De momento, el acuerdo celebrado hoy permitirá perdonar las facturas de 35.000 familias que no pueden pagar la luz de sus hogares, una deuda que asumirán Endesa, la Generalitat y otros entes supramunicipales.

La experiencia de Sabater en Badalona

Después de conocerse la noticia, varios miembros de la CUP han celebrado en las redes la noticia. Por su parte, la diputada de la CUP y exalcaldesa de Badalona, Dolors Sabater, ha recordado su experiencia al frente del ejecutivo municipal: "Entre 2015 y 2018 gobernando Badalona nos negamos a pagar esta deuda con dinero público, protegiendo los hogares vulnerables. Cerramos filas con otros municipios y recibimos duras acusaciones públicas del PP de Albiol que defendía Endesa. ¡Se ha ganado"!, ha escrito en un tuit.

También la diputada Laia Estrada ha remarcado que "la deuda tendría que recaer exclusivamente" en Endesa y ha reivindicado la creación de una "empresa energética pública catalana". Y desde el Congreso de los Diputados, Mireia Vehí ha deseado que el acuerdo de hoy sea el primero de muchos: "Si las grandes empresas asumen los costes de la crisis, no se hunde nada y la gente tiene vidas mejores".

 

Imagen principal: El grupo parlamentario de la CUP en una rueda de prensa en el Parlamento. / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat