La llegada a España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, ha desencadenado una crisis política y diplomática. En plena crisis migratoria en Ceuta y la escalada de tensiones entre los dos países, la justicia española ha hecho un pequeño gesto para rebajar las tensiones. La Audiencia Nacional ha readmitido este martes una querella presentada por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH) contra Ghali por crímenes contra la humanidad, genocidio y torturas.

La querella ya fue presentada el mes de abril de este año, cuando el líder del frente Polisari llegó al Estado español bajo una identidad falsa. Pero no ha sido hasta hoy, después de que la embajadora del Marruecos en España haya dejado caer que la llegada de migrantes en Ceuta era consecuencia de la acogida de Ghali, que el juez Santiago Pedraz ha admitido a trámite la querella. Aparte de los delitos que denuncia la querella, el tribunal también estudiará si Ghali ha cometido delitos de entrada ilegal, identidad falsa y falsedad documental.

Denuncian Ghali por los maltratos a prisioneros de guerra y ciudadanos saharauis

La asociación proderechos humanos decidió llevar a los dirigentes del Frente Polisario ante la justicia por los actos cometidos a la ciudad argelina de Tindouf. Según la querella, denuncian el trato que recibieron "los prisioneros de guerra, así como los mismos ciudadanos saharauis, especialmente los de origen español en manos del Frente Polisario".

La asociación denunciante aseguraba que 27 cargos del Polisario, entre los cuales Ghali, retuvieron contra su voluntad a miles de saharauis en los campamentos situados en Argelia, y lo ejemplarizaban con casos concretos como el de un hombre que sufrió graves secuelas a raíz de las torturas sufridas después de años encarcelado.

Esta querella no es la primera que denuncia hechos como estos sucedidos a los campos argelinos. De hecho, en el 2017 se abrieron diligencias contra el líder del Frente Polisario y otros miembros del movimiento prosaharaui. Pero en octubre del 2020, el titular del Juzgado central de Instrucción número 5, José de la Mata, archivó de manera provisional el caso a la espera de la respuesta de Argelia, ya que los acusados no se encontraban en España. Ahora que Ghali se encuentra en España ya se puede reabrir el caso, asegura el juez Pedraz en su auto. El líder del Frente Polisario se encuentra ahora en un hospital de Logroño, donde se recupera de la Covid-19. Como no han decidido adoptar medidas cautelares, se le notificará la nueva apertura de la causa cuando reciba el alta o cuando declare ante los juzgados el 1 de junio como investigado.

 

Imagen principal: El líder y presidente del Frente Polisario, Brahim Ghali. / Europa Press

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat