El vicepresident, Oriol Junqueras (Barcelona, 1969), no se cansa de repetir que ERC está dispuesta a aceptar el camino que se acuerde para culminar democráticamente el proceso y sacar adelante la República catalana, aunque obligue a cambiar la hoja de ruta, que hablaba de leyes de desconexión, elecciones y referéndum. Lo que sí advierte, sin embargo, es que para que el proceso continúe adelante no es suficiente con superar la cuestión de confianza del president, Carles Puigdemont, sino que hace falta por parte de la CUP un compromiso de estabilidad parlamentaria que incluya el debate de política general y el de Presupuestos del Govern.

¿Esta es la última Diada de la etapa autonómica?
Es evidente que tenemos la voluntad de que sea la Diada previa a la independencia de Catalunya. En este sentido, seguro que es una Diada relevante. Todas lo han sido de alguna manera u otra, porque todas han formado parte de los pasos que hemos seguido en este camino hacia la nueva República, y estamos convencidos de que esta también. Haremos que sea la última Diada antes de la independencia.

¿Por lo tanto la Diada del próximo año será la primera de la Catalunya independiente y la nueva República?
Si hubiera dependido sólo de nosotros, ya lo sería ésta, una Diada plenamente republicana, y seríamos independientes. Desgraciadamente, no ha dependido sólo de nosotros hasta ahora. En todo caso, lo que es seguro es que tenemos el compromiso de hacerlo, dedicaremos todos los esfuerzos y estamos convencidos de que así será.

Nuestra prioridad es que los ciudadanos puedan decidir. Estamos a favor de toda opción democrática

¿Han decidido qué mecanismos utilizarán para hacer este último tramo de la desconexión con el Estado español?
Somos partidarios de todos los caminos democráticos que permitan que los ciudadanos decidan sobre el futuro de nuestro país. Entendemos que en estos momentos hay sobre la mesa dos posibilidades básicas: una, que haya unas elecciones constituyentes seguidas de un referéndum, y la otra es que haya un referéndum seguido de unas elecciones. En todo caso, los componentes son los mismos con un orden diferente. Nos va bien una fórmula y la otra. Para nosotros, la prioridad es que los ciudadanos puedan decidir democráticamente, la prioridad es la nueva República, y, por lo tanto, no queremos entrar en ninguna discusión en torno a esta cuestión. Estamos a favor de la opción primera y de la opción segunda, porque todas ellas son democráticas.

¿Se trataría, pues, de un referéndum unilateral de independencia?
Estamos hablando de un referéndum porque se hace en un Estado que ya habrá aprobado las leyes de desconexión y, por lo tanto, con la plena soberanía legislativa del Parlament. Y la soberanía quiere decir que las leyes del Parlament de Catalunya no reconocen por encima de ellas ninguna otra ley. Como cualquier parlamento soberano de cualquier país del mundo. Por lo tanto, es un referéndum de independencia, como tantos otros que ha habido.

El presidente del ANC, Jordi Sánchez, ha pedido que en un plazo de dos meses se concreten cuáles serán los pasos que se tendrán que seguir...
Nos parece perfecto. Que se concrete lo antes posible. Hay una concreción ya sobre la mesa. Si alguien la quiere cambiar, también nos parece bien, si va en esta línea. Por lo tanto, totalmente a favor de las concreciones.

La cuestión de confianza tendría que incluir el acuerdo sobre cómo se culmina el proceso

¿Todos estos temas se tendrán que contemplar en la moción de confianza del president, Carles Puigdemont? ¿O, más adelante, con el debate de política general?
Nosotros, como somos partidarios de concretarlo todo lo mejor posible, de la forma más clara, positiva y consensuada posible, si lo podemos decidir a lo largo de las próximas semanas, mejor que los próximos meses. Por lo tanto, si la cuestión de confianza tiene como objetivo garantizar la culminación del proceso estaría muy bien que hubiera un acuerdo sobre cómo culmina el proceso.

¿Eso lo está hablando con el president?
Hace mucho que hablamos de ello, desde el mes de junio. Hay un consenso generalizado que, como lo que hace falta es garantizar la culminación de este proceso –porque lo que se puso en riesgo el mes de junio pasado fue la culminación del proceso–, hay toda una serie de elementos que estaría bien concretar, desde la cuestión de confianza misma, el debate de política general, el debate de política presupuestaria, la estabilidad parlamentaria y finalmente también esta posible decisión sobre la alteración de estos dos mecanismos democráticos... Hasta ahora, estaba acordado hacer unas elecciones seguidas de un referéndum y ahora, legítimamente, hay grupos que plantean un referéndum seguido de unas elecciones. A nosotros nos está bien cualquiera de estas opciones, porque cualquiera es democrática y todas tienen que servir para diseñar la nueva República.

¿Desde el fracaso del debate presupuestario hasta ahora, ha percibido un cambio de posición de la CUP en relación con la gobernabilidad?
Es bien sabido que aquella negociación fue bien. Estaban de acuerdo en que el Govern aprobara los presupuestos, que se trajeran al Parlament; estaba comprometido en los acuerdos de estabilidad parlamentaria, en los de investidura de Puigdemont... Pero, finalmente, no hubo posibilidad de debatir los presupuestos en sede parlamentaria. Entendemos que esta vez sí que se podrá. Es bueno que el Parlament pueda decidir sobre los presupuestos y que lo pueda hacer con plena transparencia, a plena luz y ante la sociedad.

Entiendo que la mayoría independentista encontrará los mecanismos para garantizar la estabilidad para que el proceso culmine

¿Pero, han notado algún cambio de actitud en la CUP?
En aquel momento las conversaciones eran positivas y los compromisos eran muy explícitos. Entiendo que la cuestión de confianza quiere recuperar aquel espíritu, que estaba por escrito. Entiendo que, como esta mayoría independentista en el Parlament está comprometida con la culminación del proceso, encontrará los mecanismos necesarios para garantizar la estabilidad para que el proceso culmine.

La CUP ha dejado claro que aunque voten la cuestión de confianza eso no quiere decir que voten los presupuestos aunque sí se han mostrado dispuestos a hablar...
Nosotros somos partidarios de hablar con todo el mundo, especialmente con aquellos que compartimos objetivos tan importantes como en este caso es la creación de la nueva República. Es evidente que tenemos toda la predisposición a hablar y a llegar a los mejores acuerdos.

No aprobar los presupuestos volvería a poner en riesgo la confianza imprescindible

¿Qué pasa si no se aprueban los presupuestos?
Si la cuestión de confianza se deriva precisamente de la ruptura de la confianza porque había unos compromisos en torno a esta estabilidad necesaria para culminar el proceso, pues volveríamos a poner en riesgo esta confianza que es imprescindible. Por lo tanto, es mejor que los acuerdos permitan la garantía de que en un plazo razonable podremos aplicar las fórmulas democráticas que permita culminar el proceso de creación de la nueva República.

¿Es decir, que si no hay presupuestos se tiene que ir a elecciones?
Quiere decir que la confianza dentro de la mayoría parlamentaría no sería tan positiva como seguro que la inmensa mayoría de nosotros desearía.

¿Los presupuestos incluirán la partida para hacer el referéndum?
Incluirán todo aquello que forme parte del acuerdo para aprobar los presupuestos. Nuestra intención es escuchar todas las partes implicadas y recoger las aportaciones positivas que, sin duda, nos harán.

¿Una vez se produzca la desconexión, qué pasará?
Lo que es evidente es que las estructuras del Estado español harán todo lo que puedan para no permitir que los ciudadanos se expresen democráticamente. Sabemos que el Estado no lo pondrá fácil. La cuestión fundamental es si los ciudadanos de Catalunya quieren o no ratificarlo a través del referéndum. Intentaremos ganar este referéndum y que la nueva República nazca en las mejores condiciones posibles.

¿En qué momento se producirá la famosa desobediencia?
Siempre habrá obediencia a la voluntad democrática de los ciudadanos...

Sin embargo, hasta ahora se está siguiendo la legalidad del Estado español, ¿en qué momento ya no será así?
Evidentemente a partir de las leyes de desconexión e inmediatamente después, porque entendemos que tiene que ir en un paquete breve el referéndum y las elecciones parlamentarias.

El plazo de 18 meses [para el proceso] se cierra el próximo agosto; si el referéndum se hace antes o después dependerá de los acuerdos

¿Eso será antes del verano?
Hay un compromiso previo que es hacerlo, si puede ser, en el plazo de 18 meses o el más breve posible. En todo caso formará parte de los acuerdos que entendemos que van asociados a la moción de confianza, al debate de presupuestos y a la estabilidad parlamentaria. Evidentemente cuanto antes, mejor. El plazo de 18 meses, contando desde el inicio del actual govern, se cerraría antes de agosto del 2017. Si es antes o después del verano, dependerá de los acuerdos. Si dependiera de nuestra voluntad, ya estaría hecho desde hace mucho tiempo.

Desde el PDC se ha expresado malestar por haber sido excluidos del acto del viernes de conmemoración de los 40 años de la Diada de Sant Boi. La coordinadora del PDC, Marta Pascal, ha dicho que ERC demuestra tentaciones de reeditar el tripartito...
Nosotros estábamos a favor de hacer este reconocimiento a los 40 años de la Diada de Sant Boi con todo el mundo que quisiera, al igual que somos partidarios de hacer cualquier reconocimiento a cualquiera de los grandes episodios de la lucha democrática de este país. Nosotros somos partidarios de trabajar con todo el mundo. De hecho, en el Govern trabajamos con unos, en Sant Boi estábamos con otros –en una convocatoria abierta a todo el mundo–. La voluntad de hacer actos de reconocimiento a la lucha democrática de este país no nos faltará nunca.

La tentación que tenemos es hacer una República catalana y todo el mundo que quiera colaborar será bien acogido

Pero esta tentación que dice Pascal, ¿existe en ERC?
Nosotros lo que tenemos es la tentación de hacer una República catalana justa, de libertades; todo el mundo que quiera colaborar en este proyecto, por nuestra parte, será bien acogido...

¿Qué le parece la presencia hoy de Ada Colau en la manifestación convocada por la ANC y Òmnium?
No tenemos por costumbre opinar sobre decisiones de otros dirigentes políticos. En cualquier caso, es evidente que siempre es positivo que cuantos más coincidamos en objetivos relevantes de nuestro país, mejor.

¿Qué vía se abrirá para que Podemos tenga entrada en el tramo final del proceso?
El camino para que se incorporen al proyecto democrático es el reconocimiento de la voluntad democrática de los ciudadanos de Catalunya. Reconociendo que la democracia es el referente de todo aquello que estamos haciendo y que, por lo tanto, reconozcan que es la voluntad de los ciudadanos de Catalunya expresada democráticamente la que determina el futuro de nuestro país, ya sea con un referéndum y unas elecciones o con unas elecciones y un referéndum.

La alcaldesa Colau insistía en que se tiene que volver al esquema del 80% del derecho a decidir...
Me parece muy respetable lo que opine todo el mundo pero nuestra posición es clarísima, la conoce todo el mundo. No creo que pueda añadir nada de nuevo a lo que todo el mundo sabe que opina ERC.

¿Imagina algún escenario en que se pudiera plantear la reedición de JxSí?
Lo que nos imaginamos es que tenemos un mandato democrático que tenemos que cumplir, que incluye la creación de una nueva República, y eso es lo bastante relevante como para que dediquemos toda nuestra atención.

Hemos ayudado con todas nuestras fuerzas a que este Govern fuera posible y así será hasta culminar nuestro compromiso

¿Pero se podría plantear reeditar JxSí?
Tenemos muy claro que tenemos un mandato democrático. Y eso es tan relevante que en estos momentos centra toda nuestra atención. Sería por nuestra parte una muestra de poca responsabilidad con respecto a la importancia de los compromisos presentes especular sobre escenarios futuros que ni se han producido, y que ni siquiera sabemos en qué plazos se producirán. Bastante trabajo tenemos para asegurar que los compromisos que tenemos en este momento se cumplen.

¿Qué valoración hace del funcionamiento del Govern surgido de JxSí?
Es evidente que por nuestra parte somos muchos los que hemos ayudado con todas nuestras fuerzas a que este govern fuera posible, que trabaje, que lo haga lo mejor posible, que cumpla el mandato democrático y que afortunadamente, como somos muchos los que nos esforzamos, así se está produciendo. Y este sigue siendo, y continuará hasta el momento de la culminación, nuestro compromiso.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat