El derecho a la autodeterminación de Catalunya ya empieza a ser una de las cuestiones permanentes en las sesiones del Parlamento británico. El diputado escocés Gavin Newlands no ha dudado a calificar de "farsa" en sede parlamentaria el juicio al proceso independentista catalán que se lleva a cabo en el Tribunal Supremo español.

"El juicio ficticio de 12 políticos catalanes en Madrid, incluida la expresidenta del Parlament catalán, Carme Forcadell, ha sido una completa farsa, con pruebas que han puesto de manifiesto la absurdidad de las acusaciones, que no obstante están siendo desestimadas por el tribunal español. ¿Podemos hacer un debate sobre la importancia de que los tribunales sean independientes y el doble nivel de este gobierno [británico] para promoverlo por todo el mundo mientras al mismo tiempo ignora la situación que se produce en Madrid?", ha indicado Newlands.

La líder de la cámara de los comunes, Andrea Leadsom, miembro del gobierno británico encargada de las relaciones con el Parlamento, ha evitado responder a la pregunta y profundizar en el tema. Se ha limitado a repetir el argumentario oficial. "Usted sabrá que España y el Reino Unido tienen una relación muy fuerte y abierta. El Reino Unido tiene claro la necesidad de trabajar dentro de las normas de la Constitución y de la ley, y pedir que en todo momento se respeten", ha indicado.

El gobierno británico mantiene las formas con España, pero es un hecho que el caso catalán aparece cada vez más a menudo en Westminster.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat