La mayor parte de las defensas de los jóvenes condenados por agredir a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra) en octubre del 2016 han pedido la recusación de los magistrados de la Sala de la Audiencia Nacional que revisará la sentencia, que los condenó a penas de entre 2 y 13 años.

En un comunicado, las defensas argumentan su petición de recusación por una resolución de la Sala de Apelación del 1 de octubre, en la cual se anuncia a las defensas que dos de los tres magistrados que la componen ―Jose Ramón Navarro y Eloy Velasco― fueron condecorados por la Guardia Civil, lo que, según afirman, "no es motivo de abstención".

Las defensas ya pidieron la recusación de la jueza Concepció Espejel, del tribunal que juzgó los hechos, por, precisamente, haber sido condecorada por la Guardia Civil ―además de por estar casada con un coronel del mencionado cuerpo―, si bien no fue admitida para considerar que fue presentada "fuera de plazo".

Las defensas creen que la Sala ha anticipado cuál será su respuesta a la recusación "al advertir que recibir una condecoración de la Guardia Civil no es motivo suficiente para abstenerse en este proceso". Así, creen que la Sala de Apelación "está admitiendo su propia falta de neutralidad para resolver esta cuestión", ya que "antes del examen de los argumentos de la defensa ya ha posicionado sobre uno de sus motivos de lo mismo".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat