Junts ha perdido este martes la mayoría en el Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC) al dimitir a la consejera Ivonne Griley, que ha aceptado el cargo de directora general de Asuntos Religiosos del Departament de Justícia que preside Lourdes Ciuró, también de Junts. La dimisión de Griley deja en minoría la mayoría parlamentaria independentista en el organismo regulador del sector audiovisual en Catalunya. La mayoría la conforman ahora los consejeros Daniel Sirera, nombrado a propuesta del PP, y Carme Figueras, propuesta por el PSC. En marzo de 2020, la marcha del consejero Salvador Alsius, nombrado a propuesta de ERC, había dejado la mayoría independentista en manos del voto de calidad del presidente, Roger Loppacher.

La situación en que queda el CAC ha irritado a diversos cargos de Junts consultados por ElNacional.cat., no sólo por cómo se han enterado y la imagen de desbarajuste del partido. También porque el CAC debe decidir, entre otras cosas, la adjudicación de seis licencias de radio y la venta del multiplex de radio y televisión del Grupo Godó, además de redactar los informes periódicos sobre el pluralismo político, religioso, social, y cultural en el ámbito audiovisual de Catalunya y de supervisar la neutralidad de la información que se transmite, tarea que valora sobre todo los medios de la CCMA, TV3 y Catalunya Radio.

Mandato caducadísimo

Además, los mandatos del presidente y de los dos consejeros vivos hace ya años que están caducados. Loppacher y Sirera tenían que ser renovados hace tres años. Figueras hace cinco. Los consejeros son elegidos por seis años por el Parlament y una mayoría de dos tercios, a propuesta, como mínimo, de tres grupos parlamentarios. La actual composición del Parlament hace imprescindible el concurso del PSC en los nombramientos.

Yvonne Griley

Yvonne Griley (CAC)

Yvonne Griley había trabajado en la dirección general de Asuntos Religiosos como responsable de coordinación y apoyo a la gestión de 2004 a 2011. Antes había sido directora de Política Lingüística y presidenta del Consorci per la Normalització Lingüística y subdirectora de Política Lingüística.

La renovación del CAC no es la única pendiente. El Síndic de Greuges, la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), la Sindicatura de Comptes o el Consell de Garanties Estatutàries son algunas de las cerca de 30 instituciones donde más de un centenar de responsables han agotado el mandato. La configuración de los bloques en la cámara catalana ha impedido hasta ahora el acuerdo y la suma de las mayorías cualificadas imprescindibles para muchos de estos nombramientos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat