El gobierno del Ecuador suspendió las comunicaciones del fundador de Wikileaks, Julian Assange, por presiones del gobierno español. Assange siempre ha mostrado mucha solidaridad con el procés catalán y ahora el gobierno del país donde se refugia le ha prohibido comunicarse para incumplir "con el compromiso escrito que asumió con el gobierno ecuatoriano a finales de 2017, con el cual se lo obligaba a no emitir mensajes que supusieran una injerencia en relación con otros estados".

El economista Xavier Sala-i-Martin considera que estas presiones del estado españoles sólo sirven para crear un Efecto Streisand: cuando el intento de censura o prohibición de información genera todavía más divulgación y visibilidad de esta información.

Sala-i-Martin expone en un tuit que "España sigue sin entender el Efecto Streisand". El economista explica que España "quería impedir que se hablara de Catalunya" y ha conseguido todo lo contrario: en pocas horas se hicieron 28.735 tuits con el hashtag #ReconnectJulian para una audiencia de 35 millones de personas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat