Los Mossos d'Esquadra y centenares de manifestantes se han enfrentado este martes en el marco de una manifestación por  el encarcelamiento del rapero leridano Pablo Hasel. Los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes se han producido en dos sitios de la capital catalana.

El primero de los enfrentamientos ha estado en la Vía Augusta, cuando los manifestantes han formado barricadas con contenedores quemando y han lanzado decenas de botellas de vidrio contra un pequeño grupo de agentes antidisturbios que esperaba medio escondido en un callejón. La policía catalana ha respondido con lanzamiento de foam para contener el avance de la protesta. Finalmente los Bomberos han llegado a la zona para apagar el fuego y los disturbios han acabado.

 

En este punto, la marcha se ha dividido en dos y el grueso de la manifestación se ha dirigido hacia la delegación del Gobierno en Catalunya en medio de cánticos y reivindicaciones a favor de Hasel y con una pancarta donde se podía leer 'Libertad Pablo Hasel'. Ahora bien, los manifestantes han ido a parar hasta el cruce de Pau Claris con Aragó después de haberse encontrado blindada la delegación. Allí han formado barricadas encendiendo contenedores con el fin de contener el avance de los Mossos.

 

Poco después, la manifestación ha decidido dar marcha atrás y volver a Vía Augusta por el paseo de Gràcia. Una vez allá, unas cuántas personas han intentado saquear alguna tienda de lujo. Ha durado poco, puesto que los vidrios son muy resistentes y los Mossos han llegado rápido y han ido ganando terreno a rasgo de foam hasta arrinconar los manifestantes a los callejones de Gràcia.

 

Después de unos minutos de espera, agentes han avanzado disparando foam a discreción, haciendo recular los manifestantes hasta el coro de Gracia. Antes, los concentrados habían formado barricadas con vallas de terrazas de restaurantes de los Jardinets de Gràcia. Además, los manifestantes han reventado dos oficinas bancarias para sacar mobiliario de la oficina y ponerlo a la barricada. A raíz de los incidentes, la policía catalana ha detenido a tres personas y cuatro Mossos han resultado heridos.

 

Disturbios por todo Catalunya

En Catalunya, las manifestaciones también ha habido manifestaciones de apoyo a Hasel y la más numerosa ha sido la de Girona, que ha reunido a unas 5.000 personas. La convocatoria de la marcha era a partir de las ocho de la noche y la protesta ha transcurrido desde la plaza 1 de Octubre hasta la delegación de la Generalitat entre gritos de 'Catalunya antifascista' o 'Libertad Pablo Hasel', entre otros.

Una vez han llegado a la delegación del Govern, algunos de los manifestantes han efectuado varios lanzamientos de objetos y un petardo contra las furgonetas de los antidisturbios. Ahora bien, donde han estado los enfrentamientos y donde ha explotado la tensión ha estado delante de la subdelegación del Gobierno en Girona, donde los manifestantes han lanzado varias piedras y petardos contra el ARRO y la Brimo, y han quemado varios contenedores. La policía ha respondido con salvas y balas de foam. Los disturbios han acabado con seis personas heridas.

En Lleida, la ciudad natal de Hasel, la manifestación ha concentrado a unas 2.000 personas en la plaza de la Catedral. Cuando la marcha ha pasado por delante la sede del PSC en la ciudad, los manifestantes han tirado huevos y han coreado consignas contra el PSOE y Unides Podemos, y se han dirigido hacia la Subdelegación del Gobierno en Lleida. Además, la concentración ha empezado cuando se ha entonado la canción nuestras Libertades del mismo Hasel.

Una vez han llegado a la subdelegación del Gobierno, los manifestantes se han enfrentado a los Mossos d'Esquadra mediante lanzamientos de botellas de vidrio y pirotecnia y quemando contenedores por las calles del centro de la ciudad.

Los Mossos han respondido con salvas y dispersando la concentración con las furgonetas a gran velocidad. Los disturbios han tenido lugar a la altura de la rambla Ferran, cerca de la subdelegación. Los concentrados también se han enfrentado a tres agentes de la Guardia Urbana en moto, que han tenido que abandonar los vehículos y ser rescatados por un coche patrulla. Una de las tres motocicletas ha sufrido desperfectos graves, y las otras dos han quedado completamente calcinadas.

Además de quemar las motos, los Mossos d'Esquadra han explicado que los manifestantes han agredido los agentes del cuerpo de seguridad local y han lanzado adoquines contra la línea policial a la zona de la subdelegación del Gobierno. Los disturbios se han saldado con ocho detenidos y dos agentes de policia heridos.

Por otro lado, centenares de personas también se han concentrado este lunes al atardecer en la plaza Major de Vic para apoyar a Hasel. Una vez finalizada la protesta, los concentrados se han desplazado hacia el edificio de los juzgados y, finalmente, a la comisaría de los Mossos.

Ha estado en este punto cuando, según informa el cuerpo policial, grupos de personas "con actitud violenta" han protagonizado varios incidentes. Según las mismas fuentes, los manifestantes habrían roto los vidrios del juzgado y habrían lanzado piedras contra la comisaría de los Mossos y la primera línea policial. Los incidentes han acabado con cuatro detenidos y once agentes han acabado hereidos.

Cargas en Valencia

Las manifestaciones contra el encarcelamiento de Hasel se ha producido en todo el Estado español y la gran mayoría han transcurrido con total tranquilidad a excepción de Valencia donde Unidades antidisturbios de la Policía Nacional han cargado contra los manifestantes justo en medio de plaza del Ayuntamiento de la ciudad. Las cargas se han producido después de la concentración que ha agrupado a unas 500 personas y ha transcurrido sin incidentes.

No obstante, al acabar la protesta, varias personas han intentado volcar varios contenedores, cosa que ha provocado la reacción inmediata de los antidisturbios mediante las cargas. Desde la Delegación del Gobierno en Valencia, no hay constancia que se hayan producido identificaciones o detenciones en relación con estos hechos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat