El ministro del Interior Fernando Grande-Malaska nada más conocer la sentencia de la Audiencia Nacional que anuló el cese del coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos, anunció que plantarían cara. Y así ha sido. La Abogacía del Estado, en representación del ministerio, ha presentado un recurso contra la sentencia y rechaza los argumentos del tribunal: sostiene que en ningún momento hubo "desviación de poder" y que la Audiencia Nacional, con su decisión, elimina la posibilidad de destituir de un cargo a un oficial de acuerdo al "juicio de confianza" que establezca la cadena de mando.

Así, el recurso sostiene que "la sentencia apelada ha superado los límites del control jurisdiccional en actos de esta naturaleza, eliminando cualquier espacio posible al juicio de confianza que el superior jerárquico puede y debe realizar con ocasión del nombramiento o cese de un subordinado en un puesto de libre designación y que no puede ser objeto de control jurisdiccional".

fernando grande marlaska Senat - EFE

El ministro Fernando Grande-Marlaska durante una intervención en el Senado / EFE

Pérdida de confianza

El cese de Pérez de los Cobos como jefe de la Guardia Civil en Madrid tuvo lugar coincidiendo con la investigación de una juez de Madrid que pidió máxima reserva por la imputación del delegado del Gobierno ante la posible relación entre la manifestación del 8-M y el inicio de la pandemia de Covid-19. La Abogacía del Estado insiste en que se cesó al coronel del puesto de libre designación que ocupaba como consecuencia de una “pérdida de confianza” por no estar de acuerdo con su forma de proceder y rechaza que se hiciera uso de esa potestad administrativa “para un fin distinto del legalmente previsto”. 

La sentencia de l'Audiencia Nacional sostiene que el motivo del cese de Pérez de los Cobos fue ilegal, porque el coronel, siguiendo las instrucciones de la juez instructora, cumplió con su obligación al no informar de las pesquisas sobre el delegado del Gobierno en Madrid. En la resolución de cese firmada por la directora general de la Guardia Civil se indicaba que el motivo había sido la negativa del coronel a informar sobre investigaciones en curso.

Incidencias relevantes

El Ministerio del Interior, no obstante, insiste en su recurso que el motivo del cese fue la pérdida de confianza por dejar de informar de “incidencias relevantes” y cuya comunicación “no constituye ninguna contravención de la legislación aplicable o de las órdenes de la magistrada”. De hecho, el escrito presentado por la Abogacía del Estado explica que el coronel informó al menos en cuatro ocasiones de incidencias sin poner objeción alguna y "cambió unilateralmente su comportamiento por algún motivo".

Así Interior sostiene que el motivo del cese fue que el coronel no informó a la cadena de mando de la entrega a la juez de un informe de la policía judicial que apuntaba al ministro de Sanidad, Salvador Illa, y a Fernando Simón por permitir que se celebrara el 8-M en Madrid. El ministro se enteró por la prensa, y al preguntar a Pérez de los Cobos por la filtración del informe, este contesto que “ni conocía ni debía conocer nada”. De aquí vino, explica Interior, la pérdida de confianza.

 

Imagen principal, el coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos / Europa Press

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat