Francisco Granados, antiguo hombre fuerte del PP de Madrid encarcelado como presunto jefe de la trama Púnica ha solicitado al juez Eloy Velasco que cite a declarar a Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid y del partido cuando se produjeron las presuntas irregularidades.

En su escrito de defensa, según ha avanzado eldiario.es, Granados deja entrever que la expresidenta madrileña era la única persona que podía ejercer influencia e impartir directrices a otros consejeros, cosa que la investigación atribuye hasta este momento a él, que fue consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid hasta el 2011.

La petición de Granados al juez se produce tras la tormenta política desatada por las últimas actuaciones del juez, la Fiscalía y la Guardia Civil en la investigación de la financiación irregular del PP de Madrid durante la presidencia de Aguirre. Se trata de una pieza separada del sumario sobre la trama Púnica que aún está bajo secreto.

Precisamente, este miércoles ha transcendido que Granados envió una carta a Aguirre desde la prisión de Estremera, donde está internado, en la que le pide que desmienta públicamente la existencia de "financiación ilegal del PP de Madrid", asegurando que las informaciones al respecte son "una enorme falsedad".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat