El vicepresidente del Gobierno y conseller de Economía y Hacienda, Pere Aragonès, ha explicado que la Generalitat prepara un plan para garantizar el voto y hacer compatibles las próximas elecciones catalanas con la pandemia de la Covid-19. En una entrevista con la Agència Catalana de Notícies (ACN), Aragonès ha dicho que el Gobierno estará "preparado" pero que también lo tienen que estar las juntas electorales con el "máximo consenso" para garantizar el derecho al voto de los catalanes en "cualquier circunstancia". El republicano ha manifestado que de acuerdo con la experiencia de las elecciones en el País Vasco y en Galicia, y sabiendo que el virus afecta a la movilidad o los aislamientos domiciliarios, se está estudiando como celebrar las elecciones "sean cuando sea".

Aragonès ha constatado que las elecciones en el Parlament se tendrán que celebrar "conviviendo" con el virus y ha dicho que es "deseable" que se se hagan en un contexto de "menor contagios posible" para garantizar una campaña electoral "el más normal" y el derecho de sufragio el día de las elecciones.

El republicano ha vuelto a reclamar que el calendario electoral se decida "desde Catalunya" de la mano del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y no el Tribunal Supremo (TS). Ha dicho que la potestad para convocar las elecciones es de Torra pero que espera poder saber cuál es la fecha para "superar" la situación de interinato del Gobierno.

Frentes "amplios" para la autodeterminación

El coordinador nacional de ERC ha apostado por conseguir a las próximas elecciones un frente "amplio" de los partidos que defienden el derecho a la autodeterminación. Aragonès ha dicho que la mayoría ciudadana está posicionada a la izquierda y en la defensa de la autodeterminación, aunque ha reconocido que también hay otras opciones de centro-derecha que lo defienden.

Aragonès ha dicho que ERC aspira a un "frente de consenso" entre JxCat, la CUP y los Comunes liderado por la izquierda. Ha apuntado que no cuenta con el resto de fuerzas porque son "contrarias" a la autodeterminación o proponen una salida a la crisis en "clave neoliberal". Eso, sí se ha dirigido al PSC le ha preguntado si en Catalunya se orientarán en clave a la "derecha política y económica", "como con la negociación con Cs de los presupuestos generales del Estado", o bien apostarán por la mayoría ciudadana que se sitúa a la izquierda con la defensa de la autodeterminación.

De hecho, el líder republicano se ha mostrar convencido de que después de las elecciones se podrá alcanzar un acuerdo de gobierno entre los independentistas. Aragonès ha apuntado que con la recomposición habitual después de unas elecciones habrá acuerdos de "grandes mayorías" que irán "más allá" e, incluso, podrán llegar a los que no son independentistas pero defienden la autodeterminación.

Emplaza JxCat y la CUP a explicar la vía hacia la independencia

El dirigente de ERC ha emplazado JxCat y la CUP a explicar cuál es su vía hacia la independencia. Aragonès ha manifestado que la vía de ERC es una vía "amplia" y "clara" y de "buen gobierno". Ha explicado que para que la independencia sea posible hay que sumar grandes mayorías, dirigirse a aquellas personas que no creen en la independencia y demostrarlos que es una "herramienta" para mejorar, no dejarse "robar" la bandera del diálogo y explicar a la comunidad internacional que es Catalunya "quien apuesta por una solución política y dialogada". "Si alguien tiene alguna otra vía que la ponga encima de la mesa y lo explique", ha reptado.

El diálogo con el Estado, "momento de dificultad"

Durante la entrevista con la ACN, el vicepresidente del Gobierno ha reconocido que el diálogo con el Estado pasa un "momento de dificultad". Ha criticado que el Gobierno todavía no haya explicado su propuesta para resolver el conflicto político de Catalunya. "Mientras no lo expliquen la negociación será difícil que avance", ha pronosticado. Igualmente, Aragonès ha dicho que hay que mantener el diálogo. "El Gobierno se tiene que poner las pilas. Seis meses después de haberse constituido no se han movido. Ha empeorado. Que demuestren con hechos la voluntad de diálogo", ha criticado.

Aragonès ha apuntado que en el Govern de la Generalitat está el "consenso" que una negociación con el Estado "es necesaria" y sobre los puntos a plantear en la mesa de diálogo con el referéndum de autodeterminación y la amnistía de los presos del 1-O. Por eso, ha dicho que el Gobierno "busca excusas" para no afrontar la negociación "dura" y que "pondrá en cuestión" los pilares del Estado.

Preguntado sobre si cree que hay que presionar más en el Gobierno para que dialogue, Aragonès ha dicho que el camino pasa por "acumular mayorías", tener más "fuerzas desde el independentismo" y poniendo en "contradicción" a Podemos para ser en un ejecutivo que no está comprometido al "avanzar" en la negociación.

Alerta de que Podemos se alejará del PSOE

Sobre los acuerdos y las dinámicas parlamentarias en el Congreso, Aragonès ha insistido en que no participarán de ningún acuerdo con el Gobierno donde haya Ciutadans. "Es absolutamente incompatible", ha apuntado respecto de la llamada geometría variable del PSOE cuando pacta determinadas cuestiones con unos partidos u otros.

Aragonès ha advertido que quien vivirá más "contradicciones" de cara al futuro será Unides Podem en el Gobierno. "Si el PSOE va fortaleciendo los vínculos con Cs hoy quien se aparta es ERC pero quien se apartará en el futuro será Unides Podem", ha pronosticado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat