El Govern de la Generalitat ha hecho extensivas las medidas de L'Hospitalet a toda el Àrea Metropolitana de Barcelona, la comarca de la Noguera y la zona del Segrià. Se tendrán que cumplir todas las medidas y se han detallado los municipios específicos, sobre todo en las comarcas de Lleida, donde hay matices. Pero la conclusión, tal como ha explicado la portavoz Meritxell Budó, es clara: "Los datos de los contagios no son buenos, por eso estamos aquí. Hay que dar un paso atrás".

Las nuevas medidas

Una de las más destacadas es la recomendación de no ir a segundas residencias y no salir si no es por una causa excepcional. El conseller de Interior, Miquel Buch, hace un llamamiento a la responsabilidad: "No haremos controles que obliguen a volver a casa, en todo caso serán informativos. Hace falta que todos tomemos conciencia".

 

Por otra parte, los gimnasios y los locales de ocio quedan cerrados, el aforo máximo en celebraciones y reuniones queda limitado a las diez personas y los aforos se restringen al 50%. Algunos ejemplos detallados: bares y restaurantes tendrán que mantener a raya las distancias de seguridad en las terrazas y queda prohibido el consumo en barra. La consellera Vergés lo ha confirmado: "Suspendemos la actividad pública de establecimientos de ocio nocturno, teatros... para evitar aquellas actividades de más riesgo. Las bibliotecas y museos permanecen abiertos".

Así pues, hay que distinguir entre recomendaciones y prohibiciones. Las segundas residencias forman parte de los consejos de conciencia social y las prohibiciones irían ligadas al ámbito de las reuniones. Todas ellas se decretan para los próximos quince días.

La consejera de Salut, Alba Vergés pide: "No desplazarse si no es por actividades esenciales. Estamos en zonas de actividad de transmisión, si está en otras que no lo son, se tiene que ser responsable". Y confía que dentro de unas semanas la recomendación se pueda levantar. Así pues, sobre la duración de esta ha admitido: "Es un palo crear angustia, pero tenemos que evitar que la convivencia provoque decretar confinamientos estrictos". Por todo ello avisa de que la gestión de esta situación es cuestión de meses y pide hacerse a la idea. Por su parte, Budó habla de un "verano excepcional" y hace un llamamiento a los ayuntamientos: "Pedimos conciencia a las autoridades locales".

Los municipios afectados

Las medidas afectan dentro del Àrea Metropolitana de Barcelona a la misma ciudad pero también a Viladecans, el Prat de Llobregat, Sant Joan Despí, Sant Boi de Llobregat, Cornellà de Llobregat, Sant Just Desvern, Esplugues de Llobregat, L'Hospitalet de Llobregat, Montcada i Reixac, Santa Coloma de Gramenet, Sant Adrià de Besòs y Badalona.

Con respecto al Segrià y la Noguera, a parte del Baix Segre, que ya estaba limitado, se añaden: Benavent de Segrià, Corbins, Gimenells y Pla de la Font, Llardecans, Massalcoreig, Maials, Montoliu de Lleida, La Portella, Puigverd de Lleida, Rosselló, Sarroca de Lleida, Sudanell, Sunyer, Torrebesses, Torrefarrera, Torre-serona, Vilanova de Segrià y Vilanova de la Barca.

Esta es la propuesta del Procicat por la cual se adoptan medidas especiales en materia de salud pública para la contención del brote epidémico de la pandemia.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat