La Administración Pública de Catalunya ha entrado en escena por primera vez en la Universitat Catalana d'Estiu (UCE). El director de la Escuela Administración Pública de Catalunya (EAPC), Agustí Colomines, y la secretaria general de Administración y función pública de la Generalitat, Meritxell Masó, han planteado la necesidad de reavivar la Administración como una estructura de Estado en una virtual República Catalana.

Masó ha hecho énfasis en los funcionarios como capital humano de calidad en el nuevo modelo de Administración pública. Respecto a eso, Masó lamenta que no hayan sido capaces de generar un sentimiento de pertenencia hacia a la institución. En ocasiones, según Masó, porque estos han ocupado puestos de trabajo inferiores a la titulación que poseen. El objetivo del Gobierno es "potenciar el talento y priorizar la formación" de los 200.000 funcionarios catalanes para que actúen como "servidores públicos".

En la actualidad, según Colomines, la administración catalana está diseñada bajo la dependencia de la administración española, y es por eso que considera que la Generalitat tendría que "dar un paso adelante" en materias como el control de la inmigración o la regulación de las prestaciones del trabajo. De cara a la construcción de un nuevo Estado, el director del EAPC ha apostado por "prestigiar" el sector público como responsables de la gestión del bienestar de las personas. En este sentido, Colomines cree que sin recuperar la confianza y la credibilidad perdida "no habrá Estado posible".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat