Han tenido que pasar más de 24 horas para que haya una respuesta del Gobierno a la conferencia del president Quim Torra en Madrid. Ha llegado en boca de la portavoz en funciones, Isabel Celaá, que después de la reunión del Consejo de Ministros de este viernes ha advertidoael jefe del Govern que "las sentencias tienen que ser acatadas y la cumplirán". Ha situado el discurso de Torra en eso, un discurso, "sólo palabras".

En un desayuno informativo este jueves en la capital española, el president, Quim Torra, advirtió que si la sentencia del juicio del 1-O no es absolutoria llevará al independentismo a una nueva etapa, a "tomar de nuevo la iniciativa, a trazar en firme el camino hasta culminar la independencia". Torra dejó claro que para articular la respuesta ante esta situación ahora mismo el objetivo es reforzar las instituciones, dotar el Govern de presupuestos y consensuar el horizonte para alcanzar la independencia

"Torra sigue con su discurso, no hay cambios", ha respondido la portavoz española, que ha remarcado que "de momento sólo tenemos palabras de Torra". En todo caso, ha recordado que "el gobierno siempre está con el Estado social y democrático", y que, por lo tanto, "la sentencia tiene que ser respetada y acatada por todas las fuerzas políticas y por sus líderes". Ha dicho que esperan que este veredicto de la sala segunda del Tribunal Supremo llegue la primera quincena de octubre.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat