El abogado José María Fuster-Fabra ha afirmado este martes que desconoce si ha habido realmente una Operación Catalunya.

Fuster-Fabra ha comparecido en calidad de experto en la comisión de investigación de la Operación Catalunya del Parlament pero ha declinado responder preguntas relacionadas con casos en los que él ha actuado, entre los cuales está el del 3% o Palau, por el secreto profesional.

Después de recordar que ha tenido la ocasión de defender a muchos policías como abogado, Fuster-Fabra ha asegurado desconocer la llamada Operación Catalunya y también si ha habido o no "guerra sucia" contra el independentismo catalán desde el Estado.

Según ha mantenido durante su comparecencia, no se puede hacer una investigación basada en "rumores periodísticos" y en hechos no denunciados. Así, también ha defendido que los informes de la Udef sólo son válidos si están registrados y tienen sello y que los borradores "no tienen ningún valor jurídico", en referencia a un borrador de un informe de la entidad que se señala como prueba de la Operación Catalunya.

Fuster-Fabra sí que ha reconocido, en cambio, su amistad con personas vinculadas con la mencionada operación, como Daniel de Alfonso o los hermanos Cierco, propietarios de Banca Privada Andorrana (BPA).

"De Alfonso es amigo mío desde hace muchos años, cuando era magistrado de sección séptima" de la Audiencia de Barcelona, ha afirmado. Sobre los hermanos Cierco, ha apuntado que "son clientes y amigos" y que los defenderá siempre porque cree "que con ellos se ha cometido una gran injusticia".

Preguntado sobre la mención de su nombre en la conversación filtrada entre el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el exjefe de la Oficina Antifrau, Daniel de Alfonso, Fuster-Fabra lo ha atribuido a su amistad con De Alfonso y ha expresado su preocupación porque "si puede pasar en el despacho del Ministerio, puede pasar en cualquier sitio".

Disputa con la CUP

Durante su comparecencia se ha dado un rifirrafe con la diputada de la CUP Mireia Boya, después de que esta le preguntara sobre su pasado político y recuperara un artículo escrito por él en una revista en 1979 en que habla de palizas a los independentistas.

Fuster-Fabra ha respondido de que no lo han imputado en ninguna pelea y ha explicado que, más allá de su ideología y de las "etiquetas" que puedan ponerle, él no es partidario de utilizar la violencia en conflictos políticos.

"Aunque ahora mismo nadie puede pronosticar cómo va a acabar" el procés, "porque no creo que lo sepan" ni desde el Estado ni desde el independentismo, "estoy absolutamente convencido, en la situación en la cual estamos, que perderá aquel que utilice la violencia", ha asegurado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat