Algunos centenares de personas se han manifestado este viernes, Día de la Constitución, en el centro de Barcelona para reivindicar la Carta Magna. Lo han hecho en una convocatoria que ha empezado en la plaza Urquinaona y continuará por Via Laietana, epicentro hace sólo unas semanas de las protestas en contra de la sentencia del Tribunal Supremo a los líderes independentistas.

A la convocatoria, organizada por la plataforma unionista España y Catalanes, ha asistido el líder de Vox, Santiago Abascal, que ha plantado la recepción oficial en el Congreso de los Diputados para ser a Barcelona, donde según dice está "allí donde más se está amenazando la unidad de la nación". El dirigente de ultraderecha ha acaparado toda la atención de los manifestantes y ha sido recibido con gritos de "presidente, presidente".

Por su parte, Ciudadanos, que había confirmado su participación en el acto, la ha cancelado a última hora. Aseguran que es por la presencia de una pancarta que reclama la derogación de la ley de violencia de género. "Desde Cs consideramos que hoy es un día de celebración y conmemoración de los valores de la Constitución española, y no hay espacio para proclamas que cuestionan la lucha contra una de las peores lacras de nuestra sociedad", ha asegurado el partido. Los naranjas también han desconvocado las declaraciones a la prensa que tenía previsto hacer la líder del partido en Cataluña, Lorena Roldán.

En la cabecera, pues, sólo han quedado representantes del PP en Catalunya y de Vox, que han caminado por Via Laietana tras una pancarta con el lema "Por un Gobierno constitucionalista".

manifestació unionista Constitució via laietana Abascal   Guillem Camós

Guillem Camós

A lo largo del recorrido, se han oído cánticos como "Puigdemont, a prisión" o "Torra, traidor, España es tu nación". También se han visto banderas de la Guardia Civil y pancartas pidiendo la derrogació de la Ley de Violencia de Género.

La manifestación ha terminado con parlamentos desde arriba de un camión con altavoces justo delante de la comisaría de la policía española de Via Laietana, donde también se ha hecho sonar el himno de España.

En declaraciones a los medios, Abascal ha justificado su ausencia en el acto del Congreso por la Constitución porque "no pueden compartir espacio con los que están dispuestos a pactar con los golpistas para acceder al Gobierno". Ha acusado al PSOE de no tener "ningún tipo de escrúpulo" para alcanzar al ejecutivo español y ha afirmado que se sentía "más a gusto" en Barcelona "con la gente que lo pasa mal, que tiene miedo". 

El presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, ha advertido que negociar fuera de la Constitución española implica ceder "a la imposición y al chantaje". Fernández ha dicho que las conversaciones entre el PSOE y ERC "se están estableciendo fuera de la Constitución" porque "se está hablando de la autodeterminación". "El diálogo siempre es positivo dentro de la Constitución y la ley, y deja de ser diálogo para ser imposición y chantaje cuando se hace fuera de la Constitución", ha afirmado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat