Foment del Treball considera que la ley del referéndum no tiene que tramitarse en el Parlament y "en ningún caso" tendría que aprobarse. Así se asegura en un informe de la comisión jurídica de Foment que hoy se ha hecho público y que "alerta" que esta ley "impone una declaración unilateral de independencia exprés" con una simple mayoría de votos y que, en caso de llevarse a cabo, supondría de hecho "un golpe de estado jurídico contrario al derecho interno e internacional, y un ejercicio de enorme irresponsabilidad política de consecuencias impredecibles".

La comisión jurídica de esta entidad que preside Joaquim Gay de Montellà denuncia que esta ley "apela a una inexistente soberanía del pueblo de Catalunya" y advierte de que el derecho internacional "sólo reconoce el derecho de secesión en los procesos de descolonización y en los casos de graves vulneraciones de los derechos humanos".

El texto considera que el proyecto presentado por JxSí y la CUP planea una norma "excepcional" por encima de las leyes y la doctrina del Tribunal Constitucional. Asimismo, denuncia que no surge de un amplio consenso, no garantiza una campaña larga y con neutralidad, ni determina cómo se elabora el censo, ni la composición plural de las mesas y tampoco impone lo que describe como una mayoría clara.

"Se enfrenta frontalmente con el Código de Buenas prácticas de la Comisión de Venecia", concluye.

JxSí y la CUP tienen intención de entrar a trámite la ley del referéndum antes de que acabe el presente periodo de sesiones, con lo cual podría formalizar el registro el viernes o el lunes.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat