La Comisión Europea (UE) ha advertido a Marruecos que tiene "una posición muy firme sobre el Sáhara Occidental" y que esta "permanece invariable". "Nada cambiará esta posición", advirtió, y recordó que de acuerdo a ella la Unión Europea "pide una rápida reanudación de las negociaciones" de acuerdo a las Naciones Unidas para "encontrar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, tal y como con las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de la ONU, en particular la 2548 adoptada el 30 de octubre de 2020", ha dicho la portavoz comunitaria de Exteriores Nabila Massrali.

En esta resolución de la ONU, que fue aprobada por el Consejo de Seguridad con las únicas abstenciones de Rusia y Sudáfrica, se prorroga la tarea de la MINURSO de organizar un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental como paso final para la descolonización de este territorio que actualmente se disputan Marruecos y el Frente Polisario.

De hecho, hay que recordar que el reino alauí es el único escollo para la celebración del referéndum, ya que rechaza hacer la consulta con el censo elaborado por expertos internacionales y que ha sido avalado por el mismo Consejo de Seguridad de la ONU. Y es que desde que el reino alauí ocupó el Sáhara, ha ido colonizando el territorio, provocando que dos tercios del medio millón de habitantes que actualmente tiene el país sean marroquíes instalados después de 1976, año en que se hizo el último censo de la mano de las autoridades españolas.

Apoyo a España

De la misma manera, Bruselas ha reiterado su apoyo a España con el conflicto diplomático con Marruecos, abierto, precisamente, por el respeto del Gobierno a las resoluciones de la ONU y la acogida en Logroño del líder del Frente Polisario, Brahim Gali.

La portavoz ha recordado que la Comisión "ha seguido con inquietud" la evolución de los acontecimientos en la ciudad española de Ceuta, fronteriza con Marruecos, donde los pasados 17 y 18 de mayo consiguieron cruzar más de 9.000 personas por el espigón del Tarajal. "La frontera de Ceuta es una frontera europea y la UE es solidaria con España", ha reiterado. En este sentido ha mostrado su deseo de que ambos países resuelvan la situación y baje la tensión.

Sin embargo, la decisión de que ha cogido la Audiencia Nacional hoy mismo sobre no detener ni retirar el pasaporte a Gali no parece que sea propicia para esta normalización en las relaciones entre Madrid y Rabat. De hecho, ayer mismo el reino alauí ya advirtió que el problema de fondo no era la situación judicial de Gali, sino el posicionamiento de España sobre el Sáhara Occidental.

Y es que con estas presiones migratorias y diplomáticas, Rabat se busca que Madrid siga los pasos de los Estados Unidos y avale la ocupación de su excolonia. Así lo expresó el mismo delegado del Frente Polisario, Abidin Bucharaya, en una entrevista en ElNacional.cat.

 

Imagen principal: sede de la Comisión Europea en Bruselas / Foto: ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat