Esquerra se abstendrá y no apoyará la moción que el PSOE y el PDeCAT han pactado en el Congreso para instar a los gobiernos catalán y español a llevar a cabo "un diálogo sin imposiciones dentro del marco del ordenamiento jurídico vigente". Los republicanos piden que el diálogo no tenga límites y, por eso, se abstendrán en la votación que tendrá lugar este jueves en el Congreso. Así lo ha anunciado el portavoz adjunto del grupo al Congreso, Gabriel Rufián, a través de las redes sociales, que también ha criticado aquellos "límites" que "han sido impuestos desde los despachos y que retuercen las leyes a su antojo".

Además, desde el perfil de Twitter de la formación, los republicanos también han explicado que trabajarán "por un diálogo sin condiciones ni renuncias previas". "En democracia se tiene que poder hablar de todo. El límite es el con respecto a los derechos fundamentales y a los principios democráticos", han asegurado en el tuit.

ERC, molesta con Zaragoza

Inicialmente los republicanos habían indicado que apoyarían el texto, pero han cambiado de opinión al ver cómo se ha desarrollado el debate sobre la moción en el Congreso. ERC se ha mostrado molesta por las palabras del diputado del PSC José Zaragoza que ha asegurado que "podemos hablar de todo menos de la independencia". Además, el socialista ha insistido en que este diálogo se tiene que hacer dentro del marco del Estatuto y la Constitución porque "no puede haber diálogo sin respetar la legalidad".

En su turno de palabra, el portavoz del grupo, Joan Tardà, ha recordado que "sólo hay una solución" al conflicto catalán: "la del diálogo sin limitaciones" para un "referéndum que no excluya a nadie". "Cuanta más negociación, más posibilidades de llegar a un acuerdo," ha afirmado Tardà, que ha pedido dialogar "desde cero" y ha recordado que "no habríamos llegado hasta donde" hemos "llegado" si en el 2014 el Congreso hubiera abierto la puerta a la iniciativa del Parlamento que Rovira, Turull y Herrera defendieron en el Congreso.

La moción, que se votará mañana, insta al ejecutivo socialista a abrir un proceso de diálogo político con la Generalitat "sin imposiciones ni impedimentos", con el objetivo de acordar el mecanismo "que permita a la sociedad catalana determinar su futuro en el marco del ordenamiento jurídico vigente".

El PSOE pretendía inicialmente dejar bien claro que se trataba del ordenamiento español, referencia que finalmente ha sido eliminada, según han explicado desde el PDeCAT. De esta manera no se fijan límites y se puede recurrir al ordenamiento jurídico internacional, que sí que reconoce el derecho a la autodeterminación.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat