Hywel Williams (Pwllheli, 1953) es diputado de la Cámara de los Comunes, la cámara baja británica, por el partido nacionalista de Gales, el Plaid Cymru, desde el año 2001. Actualmente es también el presidente del grupo de discusión sobre Catalunya del Parlamento británico (el APPG on Catalonia), en sustitución del escocés George Kerevan, que quedó fuera del parlamento en las pasadas elecciones del mes de junio. Williams hace años que sigue de cerca el caso catalán y, de hecho, ha presentado varias mociones a la Cámara británica en apoyo a la causa. Una en 2010 por la sentencia contra el Estatuto y otra en 2012 donde lamentaba que Catalunya no pudiera decidir si quiere ser independiente.

Hywel Wiliams - ACN

¿Cómo afronta el reto de ser presidente del grupo?
Es un grupo muy interesante, especialmente para mí que formo parte del Plaid Cymru, el partido nacionalista de Gales. A lo largo de los años, he vivido el proceso catalán comparándolo con lo que ha estado pasando a Escocia y Gales. Por lo tanto, lo que pasa en Catalunya es muy interesante para mí y es una oportunidad para mí de ser una ayuda para la gente de Catalunya. Además, uno de mis intereses como político y como académico es la lengua, y he viajado varias veces a Catalunya por este tema. Por lo tanto, tengo muchas razones para estar interesado en este grupo.

¿Cuáles son los próximos pasos que dará el grupo? ¿Podrían presentar alguna moción en el Parlamento?
En otras ocasiones ya he presentado early daily motions que son declaraciones de opinion sobre Catalunya. Como grupo, buscaremos oportunidades para hacerlo próximamente sobre el referéndum. Por supuesto que lo haremos, pero hay dificultados para mantener debates en el Parlamento sobre temas políticos internos de otros estados miembros de la Unión Europea. Sin embargo, es una posibilidad que podríamos probar.

¿Viajarán a Catalunya el 1-O?
Yo vendré. De hecho, seremos un grupo de tres los que viajaremos a Catalunya durante el 1-O. Concretamente, el diputado laborista Roger Godsiff, la eurodiputada del Plaid Cymru, Jill Evans, y yo mismo.

Los catalanes tienen derecho a decidir su propio futuro. Lo tienen que decidir ellos, no Madrid

Aquel día (el 1-O) se celebrará un referéndum sin el permiso de Madrid. ¿Como ve que el referéndum sea unilateral?
Creo que es un caso moral. Los ciudadanos de Catalunya tienen que poder decir lo que piensan. Tienen derecho a decidir su propio futuro. Tal como decimos en Gales, se trata de tener la clave de tu propia puerta. Los catalanes tienen conciencia de ser una nación y tienen que decidir por ellos mismos cuál es su relación con España. Lo tienen que decidir los catalanes, no Madrid.

¿Cree que esta es una visión mayoritaria en el Reino Unido?
Me temo que muchos diputados británicos no están al corriente del referéndum. Sin embargo, creo que mayoritariamente pensarían que es ilegal. Es lo que dice Madrid. Además, la visión de los legalistas es que para hacer un referéndum se tendría que hacer una amplia reforma de la Constitución. Ahora bien, no ha habido un gran cambio en el seno de la Constitución desde la muerte de Franco, por lo tanto, asumo que conseguir un cambio en este sentido es muy difícil.

¿Considera que el referéndum será legítimo si no tiene el consentimiento de Madrid?
Si hay un voto a favor de la independencia, creo que habrá una realidad política, que no tiene nada que ver con la supuesta realidad legal. Esta es mi opinión como extranjero, como persona que forma parte de otro sistema político. Hay una expresión en inglés que dice there is an elephant in the room, ('hay un elefante en la habitación'), y quiere decir que la verdad no puede ser ignorada. En este caso, pasa eso.

No hace falta un mínimo de participación en el referéndum del 1 de octubre

¿Pero para ser legítimo, tiene que haber una participación mínima necesaria?
No lo creo. En el referéndum sobre la devolution en Gales y Escocia del año 1979, hubo un mínimo de participación. Un 40% de la población tenía que votar a favor. Por lo tanto, el efecto fue que se asumió que todos los que no fueron a votar se contaron como no. Eso no es justo. Considero que en todo caso se tiene que fijar un mínimo de votos a favor, dentro de la participación que haya y, en mi caso, considero que una mayoría simple ya es suficiente (más de un 50%).

¿Si la votación sale a favor de la independencia, Madrid tendría que reaccionar?
Creo que es inevitable que eso se trate. Ahora bien, si se trata como base para una nueva negociación o si se trata de un cambio absoluto, no lo sé. Eso dependerá de los políticos catalanes. ¿Si es un punto de partida para la negociación o es un punto final de la relación entre Catalunya y el resto de la península? No lo sé, pero creo que es inevitable que los políticos de otras partes de España y los estados miembros de la UE tengan en cuenta que hay una mayoría a favor de la independencia.

¿Cree, pues, que la comunidad internacional lo tomará como válido?
Tendrán que tomar nota. Si lo aceptarán o no ya es otra cosa. Hay estados miembros que no tienen un interés, entre otros el Reino Unido, por el caso de Escocia y Gales. Algunos estados miembros que tienen una autonomía estable, como es el caso Alemania, no lo vivirían tanto como un problema. En cambio, Francia tendría que responder atendida la tendencia diferencial de algunas regiones del sur y de la región del país vasco francés. Por lo tanto, el caso catalán afecta diferente dependiendo del país.

Hywel Williams

¿Como ve la actitud del gobierno español, de no querer pactar el referéndum?
La negación es una posición muy fuerte, pero es imposible mantener esta posición durante un largo plazo. Si tú tienes una parte del Estado que quiere la secesión, tienes que responder de alguna manera. Sólo diciendo no es una posición muy fuerte por tomar, porque causa inestabilidad. Tiene que haber alguna respuesta, yo creo. Hay un sentimiento muy fuerte de independencia en Catalunya. El gobierno español no puede simplemente ignorarlo a largo plazo. En el Reino Unido, por ejemplo, se respondió con más devolution (más autonomía).

¿Se imagina la policía cerrando centros de votación o retirando urnas?
¡Sería una atrocidad! ¡Sería una negación de la democracia! Sería una atrocidad que un miembro de la UE tratos de impedir una votación democrática.

¿Habría reacción internacional?
Es posible que lo vean como un asunto interno. Intentarán no posicionar.

Es inaceptable que se juzguen políticos para debatir cuestiones legítimos

¿Se imagina que encarcelaran a los líderes independentistas por el referéndum?
De hecho, ya se ha hecho un juicio contra Artur Mas o se ha abierto un procedimiento contra Carme Forcadell. Es una atrocidad. Considero inaceptable que se juzguen los cuerpos democráticos por debatir cuestiones legítimas.

¿Como ve el futuro de Catalunya en un año?
El debate y el conflicto continuará. Mi impresión es que la posición de Madrid no cambiará fácilmente. No sé si el referéndum se ganará o no, pero la cuestión no desaparecerá.

El Brexit lo cambia todo. Y eso es muy importante para Escocia y Gales.

Escocia también celebró un referéndum el año 2014 sobre la independencia. Actualmente, sin embargo, parece que el camino hacia un segundo referéndum se ha detenido. ¿Podría cambiar eso después del Brexit?
No está claro que un segundo referéndum se pudiera ganar actualmente, pero el Brexit lo cambia todo. Uno de los argumentos contra la independencia de Escocia era que dejaría de estar en la Unión Europea. Pero ahora que nos marchamos de la Unión Europea, este argumento ha desaparecido. La opinión ha cambiado sustancialmente. Mucha gente está ahora a favor de hacer un segundo referéndum o de hacer un referéndum sobre los términos de la salida. Y eso es muy importante para Escocia y Gales.

¿Eso también se podría aplicar a Gales? ¿Podría crecer el sentimiento nacional, o cuando menos, el deseo de más autonomía?
La perspectiva económica para Escocia y Gales después del Brexit es muy pobre. La gente no es consciente de como de mala puede ser. Pero si finalmente salimos, y las cosas se tuercen, la opinión podría cambiar. El apoyo a la independencia de Gales es muy bajo, pero si se pregunta por si quiere un 'Gales independiente dentro de la Unión Europea', entonces el apoyo a la independencia crece sustancialmente. No es una mayoría, de hecho, está lejos de ser una mayoría. Pero podría pasar de ser un 5% a ser un 35%. Por lo tanto, marcharse de la Unión Europea puede cambiar el debate sustancialmente también en Gales.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat