Cuatro partidos más se han sumado este jueves al llamado “pacto antiyihadista”, suscrito por PP y PSOE en febrero de 2015 y del que forman también parte Coalición Canaria, Foro Asturias y UPN. Los nuevos firmantes son: Ciudadanos, UPyD, UDC y PAR.

"Aquí no sobra nadie, aquí no somos ni pequeños ni grandes", ha dicho el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que presidía la reunión.

Izquierda Unida, CDC, ERC y PNV no han querido adherirse al pacto. El ministro ha asegurado que tienen la puerta abierta para sumarse. Podemos no comparte algunos puntos y tiene el estatuto de “observador”.

El candidato de Democràcia i Llibertat a las elecciones del 20D y dirigente de CDC, Francesc Homs, ha advertido que ese partido no tiene voluntad de “hacer de palmero” del PP y ha ironizado sobre la exclusión de la reunión: "Parece que ya aplican la desconexión”.

Fernández Díaz ha subrayado que ante la gravedad de la amenaza del terrorismo yihadista es "lógico" que actúen todos los partidos unidos.

Durante el encuentro, el líder de C’s, Albert Rivera, ha manifestado que, como el PSOE, se opone a la prisión permanente revisable que se incluyó entre las reformas penales derivadas de este pacto y que el PP aprobó aplicando su mayoría absoluta.

Josep Sánchez Llibre, en representación de UDC, ha señalado que no habría estado de más que el Gobierno convocara a este encuentro al líder de Convergencia Democrática, Artur Mas.

Los puntos del pacto

 

1. Modificación del Código Penal para redefinir el delito de terrorismo y recoger las "nuevas amenazas" en este campo en una proposición de ley sobre medidas de lucha contra el terrorismo yihadista (aprobada en marzo por el Congreso).

2. Aplicar la "máxima pena privativa de libertad" a los delitos de terrorismo con resultado de muerte. Desde el pasado julio es la prisión permanente revisable, figura introducida por el PP con la oposición de los socialistas.

3. Impulsar reformas legislativas para que jueces, fiscales y Cuerpos de Seguridad sean más eficaces en la investigación del terrorismo.

4. Mantener vigente la memoria de las víctimas del terrorismo y el reconocimiento que merecen ellas y su entorno.

5. Garantizar los recursos necesarios en la Administración de Justicia, Cuerpos de Seguridad del Estado y los servicios de inteligencia.

6. Poner en marcha políticas activas eficaces en la erradicación de cualquier forma de radicalización violenta, incluidas las expresiones de racismo, xenofobia o discriminación, motivadas por la intolerancia respecto a distintas opiniones, creencias o confesiones religiosas.

7. Promover en la UE y en las instituciones internacionales políticas de prevención, persecución, cooperación y sanción penal contra el terrorismo.

8. Promover en las Cortes iniciativas inspiradas en este Acuerdo con el más amplio consenso entre fuerzas parlamentarias.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat