El exalcalde de Tarragona Josep Fèlix Ballesteros irá a juicio por el caso Inipro, de presunta corrupción en el Institut Municipal de Serveis Socials (IMMS) a favor del PSC. Según ha podido confirmar la ACN, la Audiencia de Tarragona ha desestimado los recursos de apelación de los principales acusados y ve indicios suficientes de delito. Además del exalcalde, también juzgarán a la concejala Begoña Floria; la exconcejala Victòria Pelegrín; el exgerente del IMSS, Antonio Muñoz; el exjefe de gabinete del alcalde, Gustavo Cuadrado; Alejandro Caballero, contratado por Inipro y vinculado con el PSC; José Gallet, administrador de la empresa Gallet; Enrique Manuel Miró, administrador de Itinere Servicios Educativos; y Enriqueta Aznar, técnica del IMSS.

Por otra parte, en resoluciones del 15 de abril, la sección cuarta de la Audiencia de Tarragona ha dictado el sobreseimiento provisional de las actuaciones con respecto a la funcionaria municipal Araceli Saltó; y los trabajadores Maria Cecilia Mangini, Vasile Baltaretu, Judit Cepero, Juan Carlos Lozano y Mario Bulzuri.

Hasta ocho delitos

Ballesteros está investigado por presuntos delitos de prevaricación, malversación, alteración de precios en concurso y subastas públicas, falsedad documental, fraude, soborno, tráfico de influencias y abuso en el ejercicio de la función pública. A su vez, la concejala Floria lo está por supuesta alteración de precios en concurso y subastas públicas, soborno, tráfico de influencias, malversación y abuso en el ejercicio de la función pública.

Cerrada la vía del recurso

Esta decisión cierra la posibilidad de recurso, con lo cual la Fiscalía y la acusación ejercida por la CUP tendrán que presentar los respectivos escritos de acusación. Entonces la Audiencia de Tarragona podrá dictar el auto de apertura de juicio oral y dar traslado a las defensas para que presenten los respectivos escritos, y finalmente fijar una fecha para la vista.

El abogado de Ballesteros insiste en la inocencia del exalcalde

En declaraciones en la ACN, el abogado del exalcalde, David Rocamora, ha apuntado que la decisión de la Audiencia de Tarragona es "definitiva" y ha hecho un llamamiento que fije fecha de juicio "lo antes posible". Según Rocamora, el tribunal "deja en pie todos los argumentos defensivos y deja el debate para la vista del juicio, que esperemos que se haga pronto y se pueda restituir la honorabilidad del exalcalde, que es absolutamente ajeno a todos los cargos".

El caso gira sobre el contrato suscrito el año 2010 entre el Institut Municipal de Serveis Socials (IMSS) y la empresa Inipro, y que se prorrogó al margen de la normativa de contratación durante los años 2011 y 2012. Oficialmente, el contrato tenía como objetivo la intervención y potenciación del asociacionismo de población inmigrante, pero, según el juzgado de instrucción número 1 de Tarragona, estos trabajos no han quedado acreditados en las memorias justificativas y, realmente, lo que se llevaba a cabo eran actividades en beneficio del PSC.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat