El presidente de VOX Madrid, Nacho Mínguez, fue detenido ayer por la tarde cuando se disponía a cruzar la frontera hacia España desde territorio gibraltareño después de haber desplegado una rojigualda de dimensiones gigantescas. Mínguez ha pasado la noche en dependencias policiales de la colonia británica y sigue arrestado pendiente de si le imputan un delito de orden público.

La bandera española, de 18x11 metros, permaneció durante 20 minutos en la cara norte del peñón hasta que la Royal Police la avistó y decidió retirarla. Con todo, la autoría del “hito”, tal y como ha estado calificada por miembros de VOX, no recae exclusivamente en Mínguez. Varios miembros del partido liderado por Santiago Abascal han participado en la operación, entre ellos Javier Ortega, el secretario general de la organización. Ortega mantiene por parte de las autoridades gibraltareñas una orden de búsqueda y captura, concretamente desde que retiró un bloque de hormigón que Gibraltar colocó en aguas españolas, y cruzó nadando los tres kilómetros que separan la Línea de la Concepción de Gibraltar. 

La maniobra de campaña ha sido aplaudida por VOX, que ha querido reivindicar que “nunca cesará hasta recuperar la plena soberanía española del Peñón”. Asimismo, el partido de ultraderecha ha exigido la inmediata liberación de Mínguez, ya que considera que “no es delito desplegar la bandera de España en suelo español ni europeo”. Abascal ha celebrado la misión en las redes sociales compartiendo un vídeo de la operación: 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat