La economía catalana es, a día de hoy, "una de las más abiertas y dinámicas de Europa", pero está ahogada por el déficit fiscal, que representa una carga "muy elevada para la sociedad y la economía catalanas". Como resultado, el "buen comportamiento" de nuestra economía no queda reflejado en los ingresos de la Generalitat. Estas son las principales conclusiones de "El informe anual de la economía catalana 2015", elaborado por el Departament de la Vicepresidència i d’Economia i Hisenda.

En un acto en qué ha participado este viernes el vicepresident y conseller d’Economia i Hisenda, Oriol Junqueras, el secretari d'Economia, Pere Aragonès, y la directora general d’Anàlisi Econòmica, Natàlia Mas-Guix, se ha hecho balance de la economía catalana en el ejercicio pasado, además de plantear retos de futuro.

En el informe se explica que el PIB catalán subió un 3,4% en el 2015, el crecimiento más alto desde el 2007, y más del doble de la media de la zona euro. La previsión para este año, además, también es positiva, ya que se espera que vuelva a aumentar al menos un 2,9% más.

La recuperación de la economía catalana es un hecho, y no sólo depende de la demanda interna. De hecho, las exportaciones han tenido un papel esencial, "como demuestra el hecho de que entre el 2009 y el 2015 las ventas de bienes en el exterior han aumentado un 54% en valores corrientes". En relación con el global español, las exportaciones de bienes hechas desde Catalunya representan un 25,5% del total estatal.

El informe del departamento liderado por Junqueras pone de relieve la mejora del saldo comercial con el extranjero, que mientras en el año 2000 era deficitario, en el 2015 ya representó el superávit del 5,5% del PIB. La industria, que subió un 2,7% –ante el 1,9% de la media de la Eurozona–, y el crecimiento del empleo –que llega al 3,5% en el número de afiliados a la seguridad social–, son otros "hitos importantes" de la economía catalana en el 2015.

Retos de futuro

El Departament d'Economia también ha querido hacer una previsión de futuro, que se prevé, en términos económicos, incierto en contexto internacional. Así, el informe sugiere virar hacia una economía con más valor añadido, en el que la productividad tenga una importancia primordial.

La creación de "más y mejor ocupación", así como fomentar el "círculo virtuoso entre internacionalización, innovación y productividad," son, para el equipo de Junqueras, otros de los puntos claves para que la economía catalana continue creciendo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat