Después de la parada impuesta por la pandemia, Debat Constituent, que preside el exdiputado Lluís Llach, ha entrado este jueves en la llamada fase participativa. "La más importante, aquella que quiere que la ciudadanía sea la verdadera protagonista para establecer las bases para el futuro de Catalunya", ha explicado Llach.

La participación en este debate se tendrá que realizar a través de la web y de una aplicación de móvil, podrán participar todos los ciudadanos que residan en Catalunya y que sean mayores de 16 años.

 

Siete ámbitos y 80 preguntas

Esta iniciativa ha tenido que impulsar tres tipos de herramientas, según ha explicado Llach: la herramienta social, a partir de más de 100 ententes repartidas por el territorio, que han establecido el contacto con entidades y asociaciones, que se encargan de los debates presenciales o telemáticos; la elaboración de un cuestionario de 80 preguntas divididas en siete ámbitos; y finalmente el soporte técnico que tiene que permitir la participación de manera anónima y confidencial. Para participar es imprescindible registrarse con el DNI, del cual sólo se registrará la residencia y la edad.

La página web ofrece información sobre los debates y píldoras sobre los diferentes ámbitos en que están dividido el cuestionario: derechos, participación política y organización del poder, organización territorial, trabajo y modelo económico, territorio y bienes naturales, sectores estratégicos y empresas públicas, seguridad y relaciones internacionales.

Conclusiones

Las preguntas abordan todo aquello que afecta a las normas de convivencia, con una premisa de integralidad, desde el modelo de Estado hasta cuestiones concretas, como por ejemplo, si tiene que existir o no un ejército o qué modelo de acogida se tiene que dar a los inmigrantes. No obstante, se aplica un criterio de desacuerdo, es decir, no se plantean cuestiones sobre las cuales ya hay un criterio de acuerdo general, por ejemplo, sobre la pena de muerte. Además se aplica un criterio de progresividad, en el sentido de que no se retrocederá sobre derechos ya adquiridos.

Este proceso se cerrará el 31 de diciembre y los resultados se trasladarán al Fòrum Cívic i Social, que sintetizará las respuestas y aprobará las propuestas además de decidir el procedimiento para presentarlas al Parlament.

Nuevas leyes

La exdiputada de la CUP Gabriela Serra, miembro también de Debat Constituent, ha subrayado que, aunque no esté en marcha un proceso constituyente o una asamblea constituyente, las respuestas pueden ser objeto de nuevas leyes y proyectos normativos. "El objetivo será mantener y resguardar este patrimonio para hacer valer lo que incluso dice la Constitución Española, que el poder reside en el pueblo", ha subrayado.

El proceso constituyente se puso en marcha en 2018 impulsado por el entonces president de la Generalitat, Quim Torra. En el acto de presentación de hoy en el Institut d'Estudis Catalans (ICE), estaba presente Torra y el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri.

 

En la imagen principal, Lluís Llach durante la presentación del proceso participativo / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat