La abrumadora victoria del independentismo escocés ha dado una nueva idea a la CUP: "sincronizar" el posible segundo referéndum de independencia que hagan con el que ellos proponen para Catalunya. Así lo han expuesto en un comunicado dirigido claramente al resto de partidos independentistas en un momento en que se encuentran más distantes que nunca a la hora de pactar el futuro Govern de la Generalitat.

"Hay que trabajar para sincronizar los tempos de un nuevo referéndum con el pueblo escocés con el objetivo de forzar el debate sobre el derecho a la autodeterminación a escala europea", ha pedido la formación anticapitalista.

"Hace falta que el independentismo catalán mire hacia Escocia y la Comunidad Internacional y no hacia la mesa de diálogo, donde el gobierno del Estado no ha movido ninguna postura más allá de seguir ejerciendo la represión contra el movimiento", han añadido a pesar de haber avalado dar dos años más de margen a esta estrategia en su pacto de investidura con ERC.

La CUP ha celebrado la victoria del Partido Nacionalista Escocés (SNP) y la mayoría absoluta de este partido con los Verdes (también independentistas) y ha constatado que "el referéndum de autodeterminación con Gran Bretaña vuelve a estar sobre la mesa por mandato democrático". "En este sentido, la CUP-NCG espera que Londres respete la demanda mayoritaria del pueblo escocés y no se oponga a la voluntad popular", ha alertado.

Los anticapitalistas también han querido contrastar el proceso de autodeterminación de Escocia con el catalán, "donde después de 14 procesos electorales consecutivos y mayorías claras a favor de la autodeterminación, en vez de referéndum hay más de 3.300 personas represaliadas y un Govern en el exilio y en la prisión".

El Reino Unido no es España

Horas después de la victoria del independentismo escocés, el Reino Unido ha vuelto a recordar que no es un país como España. Y es que el ministro del Gabinete del gobierno británico (cartera similar a la de Presidencia), Michael Gove, ha rechazado que la intención del Ejecutivo sea llevar a los tribunales un posible referéndum impulsado por el gobierno escocés y aprobado por la cámara de ese país.

Para el número dos del Ejecutivo del conservador Boris Johnson, "por descontado que Escocia está autorizada a salir del Reino Unido, a través de un referéndum legal que permita a la gente decidir", pero ha reiterado que ahora mismo la prioridad es reconstruir el país después de la pandemia.

En esta línea, Johnson ha convocado una cumbre en que ha invitado a los ministros principales de Escocia, Nicola Sturgeon; de Gales, Mark Drakeford, y de Irlanda del Norte, Arlene Foster i Michelle O'Neill, para abordar "el futuro de la Unión" después de los comicios, que reforzaron el poder de los nacionalistas escoceses.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat