La CUP celebra este sábado en Sant Celoni una asamblea de sus cargos electos municipales para fijar posición con respecto al procés.

Según han explicado fuentes de la formación anticapitalista a la ACN, el objetivo es acordar un tipo de declaración o manifiesto en relación al proceso hacia la independencia y de qué manera se le puede dar un impulso desde el mundo local. Evidentemente, el encuentro estará muy marcado por el 6 de diciembre, día de la Constitución, y el papel que tendrán los ayuntamientos con alcaldes o concejales de la CUP. Según los cupaires, está previsto que la asamblea reúna a unos 150 cargos electos municipales del partido.

La asamblea se celebra en medio de los casos judiciales relacionados con el procés que afectan a cargos electos de la CUP como la alcaldesa de Berga, Montse Venturós, y el concejal de Vic, Joan Coma.

Venturós fue detenida hace unas semanas por los Mossos d'Esquadra para llevarla a declarar ante el juez, teniendo en cuenta que se había negado a declarar hasta dos veces. Una actuación de la policía catalana que ha sido muy criticada por parte de la CUP y que ha tensado las relaciones con el Govern. En el caso del concejal Coma, está siendo investigado por haber llamado a la desobediencia en el marco del plenario del ayuntamiento.

6 de diciembre

El diputado de la CUP, Benet Salellas, dio por hecho este lunes, en una entrevista en TV3, que los ayuntamientos de la CUP abrirán las puertas el 6 de diciembre, día de la Constitución.

Será una cuestión que seguro se debatirá en el encuentro del sábado aunque, según los cupaires, la intención es acordar una declaración general sobre el proceso independentista, más allá del papel de los ayuntamientos de la CUP, el próximo 6 de diciembre.

Hace unas semanas trascendió que los partidos soberanistas exploraban una estrategia conjunta para abrir los ayuntamientos el día de la Constitución, después de la polémica que se produjo en el Ayuntamiento de Badalona, el pasado 12 de octubre.

En este contexto, la AMI ha decidido recomendar a los cargos electos que participen el próximo 6 de diciembre en actos solidarios y cívicos fuera de los ayuntamientos. De esta manera, se evitaría implicar funcionarios municipales.

Por su parte, este jueves, el delegado del gobierno español en Catalunya, Enric Millo, ha avisado en una entrevista en TV3, que los cargos electos pueden trabajar si quieren el 6-D pero no los funcionarios. "Si un político el día 6 de diciembre dice que trabaja, yo también trabajo el Onze de Setembre y el 6 de diciembre. ¿Estamos cometiendo alguna irregularidad? Somos cargos electos y hacemos lo que queremos", ha afirmado remarcando que el caso de los funcionarios es diferente.