Carta abierta del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, a los 182.000 socios de la entidad enviada desde la prisión de Lledoners dónde avisa al Estado de que "si perpetúa la impunidad borbónica y represiva", es que "todavía no conoce la fuerza de la gente ni la determinación de la sociedad catalana".

Después de que el Tribunal Constitucional haya decidido mantener a los líderes soberanistas en la prisión, Cuixart reivindica la capacidad de la sociedad catalana de transformar la represión en más madurez y empoderamiento colectivos. "Lejos de arrepentimientos, reafirmamos la legitimidad de la lucha noviolenta y la desobediencia civil como instrumentos para transformar a la sociedad", dice en la carta. Un hecho que los poderes el Estado condenan, así como la libertad de expresión.

Precisamente estos poderes, dice el líder de Òmnium, después de 32 meses de prisión, son los mismos poderes que "se afanan por salvar el Régimen del 78 al precio que sea". La impunidad "perpetua" de la corrupción borbónica o la impunidad de la brutalidad policial del 1-O "son dos caras de la misma moneda, dos problemas estructurales que tienen en la fiscalía o el PSOE sus aliados, y en el heredero de Juan Carlos I la garantía de continuidad", denuncia.

"Que en el estado español no haya justicia casi ni es noticia"

El presidente de Òmnium critica en la misiva la doble vara de medir del Estado español, que el mismo tiempo que quiere prohibir a 11 millones de ciudadanos comunicarse en su lengua propia y oficial -en referencia a la prohibición del Tribunal Supremo a comunicarse en catalán entre los gobiernos catalán, valenciano y balear-, vulnera el derecho internacional e ignora las peticiones de Amnistía Internacional o las Naciones Unidas para respetar los derechos humanos, sí que petmet y no investiga casos de corrupción en la Corona.

Hacer frente, dice el activista, es responsabilidad de la fuerza de la gente. "Es el momento de transformar la indignación colectiva en motor de cambio desde la sociedad civil organizada, con tanta determinación como esperanza," concluye Cuixart.

En marcha las elecciones a la Junta Directiva

Desde el jueves ya se puede votar parte de la renovación de la junta directiva de Òmnium, un proceso electoral que se alargará hasta el próximo 10 de julio, donde se proclamarán los resultado en la Asamblea General. Una única lista se ha presentado, encabezada por el vicepresidente Francesc Mauri. Según Cuixart, el eje de trabajo de esta lista engloba esta transformación social promovida por la gente y se muestra convencido de que los liderazgos compartidos son la única garantía para triunfar y la renovación directiva del organismo será un nuevo paso para seguir reforzando la entidad.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat