Las elecciones vascas anuladas podrían celebrarse este mes de julio. Al menos así lo ha planteado este viernes el lehendakari Íñigo Urkullu, avisando de que en otoño podría producirse un rebrote del coronavirus. La semana que viene se reunirá con los partidos para plantear esta posibilidad. Los comicios, junto a los de Galicia, se tenían que celebrar el pasado 5 de abril, pero el avance imparable de la pandemia llevó a su aplazamiento sin ninguna fecha fijada.

Según ha informado el propio Urkullu ante la Diputación Permanente del Parlamento Vasco, el próximo jueves 30 de abril convocará al conjunto de los partidos con representación en la cámara para evaluar la declaración de emergencia y analizar la posibilidad de celebrar las elecciones "en un plazo de tres meses, antes de agosto." El lehendakari ha argumentado que conviene realizar los comicios en verano porque en otoño se espera un rebrote del virus y todavía no habrá vacuna para frenarlo.

"Sabemos que después de la cita electoral se abre un periodo de semanas dedicado a la constitución del Parlamento y la conformación del nuevo gobierno", ha señalado el presidente vasco. "Hacer coincidir este periodo con el verano permitiría retomar cuanto antes la actividad en un momento fundamental para la ejecución del presupuesto de este año y la aprobación de las directrices económicas y presupuestarias del próximo", ha añadido.

 

Seguimos la última hora sobre el coronavirus y las afectaciones que tiene en Catalunya, España y el mundo

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat