La portavoz parlamentaria del PSC, Eva Granados, cree que también los independentistas se tendrían que sumar para reeditar unos "Pactos de la Moncloa" para encarar la salida de la crisis sanitaria causada por el coronavirus y la recuperación económica.

En una entrevista telemática con la ACN, Granados ha señalado que "no es hora de partidismos" y que "el conjunto de partidos catalanes representan una parte importante y tendrían que participar". "Todos estamos llamados", ha insistido Granados, que cree que se tendría que buscar "el mínimo común denominador" en estos momentos.

Por otra parte, la diputada socialista ha pedido al president de la Generalitat, Quim Torra, que deje de lado el "relato de agravios" y se ponga al frente de sus competencias.

Cuarentena de propuestas

A los socialistas, que han presentado al Govern una batería con una cuarentena de propuestas –entre las cuales una renta temporal de emergencia, recuperar la sexta hora en las escuelas o medicalizar las residencias, les gustaría "encontrar a la Generalitat asumiendo sus competencias".

"Nadie los ha sacado ninguna", remarca Granados, que también subraya que ahora mismo hay ayuntamientos "de todos los colores políticos" que "muchas veces asumen competencias que son de la Generalitat". "Ahora es momento de unir esfuerzos entre consistorios, el Govern y el ejecutivo español", ha añadido.

Por otra parte, ha lamentado que aunque el vicepresidente, Pere Aragonès, defiende que la coordinación con los ministerios funciona, hay "ruedas de prensa y tuits con descalificaciones permanentes" hacia la gestión de la Moncloa por parte de Torra: "Dejemos fuera estos relatos y hablemos de qué manera podemos unir esfuerzos", ha insistido.

En el mismo sentido, Granados ha dicho que "no es momento de hacer oposiciones gratuitas ni demandas imposibles", y considera que ni los socialistas lo hacen en el Parlament ni el Govern lo tiene que hacer con el ejecutivo del PSOE-Podemos.

A modo de reflexión, Granados cree que la pandemia ha puesto la política "delante del espejo" y se ha demostrado que hace falta que las administraciones "se coordinen entre ellas", además de la necesidad de tener servicios públicos y buenos gestores: "Catalunya lleva una década conversando políticamente dividiendo y haciendo frentes, y el virus no es un relato, ni un 'hashtag', ni una pantalla de videojuego".

Los socialistas han insistido que no darán apoyo al presupuesto de la Generalitat, después de que el Consejo de Garantías Estatutarias lo haya avalado una vez resuelta el recurso de Cs, pero sí que se han abierto a apoyar "cualquier decreto que vaya en la línea de dar apoyo a la lucha contra la pandemia".

Descarta fijar fecha electoral

Antes de que se propagara la crisis por la covid-19, Torra se había comprometido a anunciar la fecha de las elecciones una vez aprobadas las cuentas. Pero ahora la situación ha cambiado y eso pasa a un segundo plano. También para la viceprimera secretaria del PSC, que ha descartado que se tenga que fijar ahora un calendario electoral aunque "la legislatura está agotada" y el Govern, "desautorizado".

"Lo más importante son las personas y no una fecha electoral", ha asegurado. También ha dicho que cuando se vuelva a convocar la mesa bilateral entre gobiernos "lo más deseable sería que se llegue a acuerdos" "sacando los agravios como eje de la acción política".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat