El gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se ve reforzado, una vez más, por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). En el barómetro del mes de febrero, realizado durante la campaña de las elecciones catalanas, el ejecutivo sube medio punto en la intención de voto, medio punto que se lleva entero Unidas Podemos. Esto llega después de las polémicas declaraciones de Pablo Iglesias sobre la calidad de la democracia del Estado. En cambio, la derecha se hunde, especialmente el PP, que durante el periodo de realización del sondeo se ha tenido que enfrentar a la declaración del extesorero Luis Bárcenas, que ha denunciado tres décadas de corrupción de la formación y ha apuntado directamente contra el expresidente español Mariano Rajoy.

Así, el PSOE volvería a ganar las elecciones generales, con una intención de voto del 30,7%, idéntica a la de hace un mes. Le saca más de doce puntos a la segunda fuerza, que sería el PP con un 18,8% de los sufragios. Es un 1,7% menos que ahora hace un mes. Parte de lo que perdería el PP, seis décimas, son las que subiría la extrema derecha de Vox, subiendo hasta el 13,6% en intención de voto. Unidas Podemos se mantendría como cuarta fuerza con el 11,2%, medio punto más. Ciudadanos se mantendría como quinta fuerza con el mismo porcentaje que el último barómetro: un 9,3%.

Con respecto a las formaciones independentistas, también se mantendrían las posiciones. No obstante, ERC crecería en seis décimas la intención de voto, que sería de un 3,5% en el conjunto del Estado. En cambio, Junts per Catalunya bajaría dos décimas, hasta el 1,3%. Los anticapitalistas de la CUP aumentarían tres décimas, hasta el 0,9%. Las mismas dinámicas que se han observado en las urnas el 14-F. Los partidos vascos se quedarían prácticamente igual, con el PNV al frente (1,5%) y después EH Bildu (0,8%).

Por bloques, los dos socios en La Moncloa sumarian el 41,9% de los sufragios, cinco décimas más que ahora hace un mes. En esta suma no se incluyen los socios del Gobierno de coalición. Esta vez, el bloque de la triple derecha quedaría por debajo, con un 41,7% de los sufragios, un punto menos que en el barómetro de enero.

Un dato relevante son los que se abstendrían, que representan el 11,8% de los españoles encuestados. Un porcentaje más alto es el de los indecisos, que llega hasta el 16,1% de la muestra. La encuesta fue hecha entre los días 3 y 11 de febrero, sobre una muestra de 4.000 entrevistados.

Todos suspendidos

Con respecto a la valoración de los líderes de los principales partidos españoles, todos suspenden. El ranking lo encabeza el presidente Pedro Sánchez, con una nota media de 4,3 sobre 10, y lo siguen Inés Arrimadas (3,8), Pablo Casado (3,4), Pablo Iglesias (3,2) y Santiago Abascal (2,5). Sólo el 26,2% de los españoles tiene bastante o mucha confianza en el presidente del Gobierno, mientras el 70,1% tiene poca o, directamente, ninguna. Lo mismo se produce con el resto de dirigentes políticos.

Vacunación

Un buen dato que deja el CIS es con respecto a la vacunación, que ve cómo los escépticos bajan considerablemente a cada encuesta. Según este barómetro, hasta el 82,9% de los españoles encuestados está "dispuesto a vacunarse del Covid-19 cuando llegue su turno". Hay que sumar el 1,8% "si tiene garantías", el 0,9% "por consejo de autoridades científicas o sanitarias", el 0,4% "según el origen" y el 0,4% "si hay suficiente información". Sólo el 6,5% responde negativamente.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat