El número dos de Cristina Cifuentes y ya presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha comparecido este jueves en sede autonómica, donde ha asegurado que no ve motivo para que Cifuentes deje el escaño de la Asamblea y la dirección del Partido Popular regional, ya que "no ha incumplido el código ético" de la formación, que se aplica "en una falta grave de ejemplaridad con respecto a los ciudadanos en el ejercicio de las funciones propias del cargo". Garrido, sin embargo, no ha querido aclarar si será candidato a la investidura, y ha dejado su futuro y el de la expresidenta en manos de Mariano Rajoy.

El presidente en funciones ha evitado así responder si pretendía ostentar una presidencia que debería constituirse antes del 21 de mayo, con previa ronda de la presidenta de la Asamblea, Paloma Adrados, en el plazo de tres y siete días. Sin embargo, ha afirmado que es un "militante disciplinado" y que estará allí donde "su presidente" le coloque.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat