La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha asegurado que se negará a que se supervisen los libros de texto. Lo ha dicho durante la respùesta a la interpelación de la senadora de la formación naranja, Lorena Roldán Suárez, sobre "la neutralidad y la calidad en la educación" que se ha centrado, principalmente, en el supuesto adoctrinamiento en la escuela catalana y en el informe del Alta Inspección sobre los libros de texto en Catalunya. En su respuesta, la ministra ha animado a Ciudadanos a que "plantee a la cara" este debate, si es que lo quiere.

Roldan ha acusado Celaá "de encubrir y premiar a quienes han sumido Catalunya en una crisis sin precedentes", argumentando que ha censurado el informe que asegura que en la escuela catalana se adoctrina. "Hemos conocido 247 páginas y 11 anexos que dicen que en Catalunya los libros de texto incitan al separatismo y tergiversan la historia de manera aleccionadora", ha asegurado la senadora de Ciudadanos.

Por su parte, la ministra de Educación ha advertido que se opondrá a que España sea como China, donde se investiga "todo aquello extranjero que aparece en sus libros de texto". Además, ha puesto en duda la credibilidad de los estudios sobre los libros de texto en Catalunya, que fueron encargados por el exministro de Educación del gobierno de Rajoy, Íñigo Méndez de Vigo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat